Dos servicios relativamente nuevos han agregado a Dash, PiixPay y AavePay, los cuales le ofrecen a los usuarios de criptomonedas una forma de usar sus monedas para hacer depósitos de dinero directamente en las cuentas bancarias de otras personas y empresas que aún no hayan adoptado directamente las criptos.

PiixPay puede incluso manejar pagos recurrentes a la misma cuenta con «liquidación el mismo día o al día siguiente» en 102 países. PiixPay también ofrece la función «Instafill», que «enlaza una dirección de billetera de criptomonedas elegida a la dirección de cuenta bancaria [de un usuario] (IBAN) y cada vez que [un usuario] envía algo a esa dirección de billetera, se convertirá a euros y se transferirá al banco [del usuario] inmediatamente”. Esto resulta muy útil para las personas que reciben pagos en criptomonedas, pero que tienen gastos mensuales recurrentes que no las aceptan. Tienen un monto máximo de 20,000 € y un mínimo de 1 € por transacción y no tienen límite en el número de transacciones, pero pueden solicitar más información referente a KYC/AML a medida que se realicen más transacciones. Tienen tarifas de servicio que van desde nada hasta 1 € + 1.75% y tarifas de transacciones bancarias que van desde 1 € a 25 €, dependiendo de los ciertos factores.

AavePay ofrece un servicio similar permitiendo que las personas que utilizan criptomonedas le paguen a personas que no las utilizan. Aceptan euros, libras esterlinas y francos suizos para cuentas IBAN, dólares estadounidenses para cuentas ABA, dólares australianos para cuentas BSB y rupias indias para cuentas IFSC. AavePay destaca su velocidad, ya que pueden realizar el intercambio y hacer el envío al banco en unas pocas horas y luego solo esperar de 1-3 días hábiles al banco para que realice la confirmación. También permiten a los usuarios realizar un seguimiento de sus pagos a través de un sitio web y enviar actualizaciones por correo electrónico.

Rompiendo las barreras de adopción

Si bien muchos grupos de criptomonedas están tratando de obtener la mayor cantidad posible de comerciantes para que acepten directamente las respectivas criptomonedas, todavía hay muchos comerciantes que no lo han hecho y no planean adoptarlas en el futuro cercano. Según lo anterior, estos servicios aumentan la utilidad para ambas partes al permitirles inicialmente que usen la moneda que prefieren. Sin embargo, esto agrega otro intermediario y cargos adicionales a la transacción, los cuales pueden ser insignificantes, pero aún así existen. Estos servicios son soluciones temporales y representan un intento de, eventualmente, convencer al comerciante de aceptar directamente las criptomonedas, las cuales pueden ofrecerle ahorros más significativos.

La ventaja de que estos servicios conviertan automáticamente las criptomonedas a fiat y hagan el depósito directamente en cuentas bancarias para que los usuarios puedan pagar las facturas es lo que hace que el proceso manual de cambio a fiat y envío a través de transferencias bancarias pueda llegar a ser muy complejo y lento. Al eliminar al menos la complejidad para el usuario de criptomonedas, estos servicios pueden ayudar a aumentar y mantener la adopción de criptomonedas entre algunas personas.

Dash se enfoca en la adopción directa

Aunque Dash está integrado en ambos servicios y desea ser utilizado como efectivo digital de uso diario sin importar la aplicación, en su lugar, Dash está viendo una mayor adopción directa entre los comerciantes (más de 4,000 en todo el mundo) y los proveedores de POS. Esto ayuda a que Dash tenga una interacción directa con el remitente y el receptor, de modo que los dos usuarios finales pueden ver las ventajas de Dash sobre el dinero y los pagos tradicionales, lo que ayuda a la adopción. Luego, con las nuevas integraciones de Dash en SALT y Celsius, los usuarios pueden recibir intereses en sus Dash, al igual que las personas lo solían hacer con el fiat en las cuentas bancarias tradicionales. Además, Dash está tratando de hacer que el uso de Dash sea lo más fluido posible con material educativo e interfaces de usuario simples para que las personas no se sientan intimidadas en adoptar Dash. Sin embargo, servicios como Piixpay y AavePay ayudan a sobrepasar la barrera hasta que ocurra una adopción masiva por ciertos individuos y/o compañías que aún no quieren aceptar criptomonedas.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/linking-cryptocurrency-with-traditional-banking/