Vertcoin sufrió su segundo ataque del 51% el 1 de diciembre, donde hubo un doble gasto de monedas y 603 bloques fueron reemplazados por las transacciones del atacante, lo que plantea preguntas sobre la seguridad de la red dentro del sector de las criptomonedas y resalta la necesidad de que las criptomonedas de prueba de trabajo empleen características de seguridad avanzada como los Chainlocks de Dash.

Según los informes, el 1 de diciembre fueron eliminados 603 bloques de la blockchain principal de Vertcoin y fueron reemplazados por 553 bloques minados por un atacante, además de cinco gastos dobles registrados (transacciones que se enviaron a un destino, pero que luego fueron enviadas a otro destino, anulando la transacción original) y donde se enviaron un total de 125 VTC (valorados en $ 29) a la dirección del hacker informático. Una vez que se descubrió el ataque, el intercambio con más operaciones de Vertcoin por volumen real, Bittrex, deshabilitó los retiros en su plataforma.

La evidencia apunta a que Nicehash se utilizó para el ataque ya que los precios de alquiler del algoritmo de minería de Vertcoin, Lyra2REv3, aumentaron significativamente el 30 de noviembre. James Lovejoy, desarrollador líder de Vertcoin, dijo que el atacante gastó entre 0.5-1 BTC para realizar el ataque, pero el ataque no fue rentable ya que el valor total del ataque fue de alrededor de 0.44 BTC. Lovejoy también señaló que, dado que «la reorganización fue apenas más profunda que 600 bloques (requisito de confirmación de Bittrex para VTC), es posible que Bittrex fuera el objetivo original».

La evidencia apunta a que Nicehash se utilizó para el ataque ya que los precios de alquiler del algoritmo de minería de Vertcoin, Lyra2REv3, aumentaron significativamente el 30 de noviembre. James Lovejoy, desarrollador líder de Vertcoin, dijo que el atacante gastó entre 0.5-1 BTC para realizar el ataque, pero el ataque no fue rentable ya que el valor total del ataque fue de alrededor de 0.44 BTC. Lovejoy también señaló que, dado que «la reorganización fue apenas más profunda que 600 bloques (requisito de confirmación de Bittrex para VTC), es posible que Bittrex fuera el objetivo original».

La evidencia apunta a que Nicehash fue utilizado para el ataque, ya que los precios de alquiler del algoritmo de minería de Vertcoin, Lyra2REv3, aumentaron significativamente el 30 de noviembre. James Lovejoy, desarrollador líder de Vertcoin, dijo que el atacante gastó entre 0.5-1 BTC para realizar el ataque, pero el éste no fue rentable ya que el valor total del ataque fue de alrededor de 0.44 BTC. Lovejoy también señaló que, dado que «la reorganización fue apenas más profunda que 600 bloques (requisito de confirmación de Bittrex para VTC), es posible que Bittrex fuese el objetivo original».

Vertcoin ocupa el puesto 195 en CoinMarketCap y tiene una capitalización de mercado de 12,142,411 USD al momento de la redacción.

Incentivos económicos que afectan la seguridad de las criptomonedas

Incidentes como el ataque del 51% de Vertcoin ponen en duda modelos de seguridad de criptomonedas más antiguas. Las criptomonedas que utilizan métodos de prueba de trabajo dependen de que las computadoras resuelvan algoritmos complejos para proteger la cadena de bloques y mantener la red segura contra hackers informáticos maliciosos que desean reorganizar la cadena a su favor, censurando o revirtiendo transacciones y potencialmente robando fondos. Sin embargo, la cantidad de poder de cómputo que los participantes honestos dedican a la minería de una moneda específica puede variar según su precio de intercambio a dinero fiat y si es rentable o no según las inversiones de capital, el uso de energía y los costos de oportunidad. Esta dinámica se complica aún más por el hecho de que Vertcoin se presenta como resistente a ASICs “a través de cambios regulares en el algoritmo de minería introducidos a través de hardfork”. Esto significa que la mayoría de sus mineros se componen de GPU en lugar de máquinas ASIC especializadas en torno a un algoritmo de minería específico para la moneda, lo que es mejor para la descentralización y permitiendo el acceso a participantes más pequeños. Sin embargo, esto también significa que el hashrate se puede aplicar a muchos algoritmos diferentes, lo que reduce el incentivo para que los mineros salvaguarden la seguridad de una cadena en particular, donde los ASIC están en su mayoría encerrados en un algoritmo específico después de que se construye y se especializa en torno a la seguridad de una moneda determinada. Esto aumenta significativamente los costos económicos de atacar una cadena importante, ya que los equipos mineros especializados se volverán obsoletos.

Investigaciones anteriores han demostrado que muchas monedas son más vulnerables a los ataques del 51% de lo que se pensaba anteriormente, ya que cualquier minero potencial puede alquilar fácilmente hashrate para diferentes algoritmos, lo que podría darles el impulso adicional necesario para superar el umbral del 51%. Además, incluso las monedas populares como Bitcoin y Litecoin tienen una concentración significativa de poder de minería en unos pocos grupos mineros importantes.

ChainLocks de Dash presenta una solución para mitigar los ataques del 51%

El reciente incidente de Vertcoin enfatiza la creciente necesidad de que las criptomonedas de prueba de trabajo implementen características adicionales de seguridad como los ChainLocks de Dash. Cuando la comunidad de criptomonedas se dio cuenta de la creciente amenaza de los ataques del 51%, Dash priorizó el desarrollo de una solución para mitigar estos problemas implementando una protección contra los ataques del 51%, la cual fue llamada ChainLocks y que aprovecha los masternodes para asegurar el primer bloque visto en la red, presentándolo a él y a sus transacciones como irreversibles. Esto ha hecho que la red Dash sea potencialmente más segura que las redes principales como la de Bitcoin.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/vertcoin-suffers-second-51-attack-showing-advantages-of-dashs-chainlocks/