Los Bitcoins mezclados con fines de privacidad y las transacciones con criptomonedas no son usados principalmente con propósitos ilícitos, dice la firma de análisis de blockchain Chainalysis.

Durante un seminario web reciente, la empresa de análisis de blockchain Chainalysis intervino sobre las transacciones de Bitcoin enviadas a los mezcladores (mixers), servicios que mezclan fondos para ocultar su origen y preservar la privacidad del remitente. La mayor fuente de fondos enviados a los mezcladores, en un 40%, se indica ser de intercambios, representados por usuarios verificados que retiran sus fondos, probablemente buscando una mayor privacidad. Según la gerente de productos de datos de Chainalysis, Hannah Curtis, esta es probablemente una simple elección personal por motivos de privacidad más que para un uso ilícito:

«Mucha gente está usando mezcladores solo por privacidad personal. Pero sabemos que muchos fondos ilícitos terminan en mezcladores».

La segunda fuente más común son otros mezcladores en un 26.8%, posiblemente de usuarios que buscan mitigar el riesgo de un posible compromiso de un mezclador en particular. Los fondos identificados como robados representan un 8.1% de los fondos, con un 2.7% proveniente de fuentes conocidas del mercado darknet.

La mayoría de las transacciones privadas provienen de Bitcoin, con un uso criminal conocido muy bajo

Aunque técnicamente no ofrece características de privacidad avanzadas, Bitcoin domina el uso de transacciones privadas, eclipsando fácilmente las de otras cadenas justamente diseñadas para ser privadas. Según Karen Hsu de BlockchainIntel, alrededor del 3-4% de las transacciones de Bitcoin se mezclan para conseguir una mayor privacidad, lo cual es más del doble de los valores de transacciones privadas de todas las principales criptomonedas centradas en la privacidad combinadas. Si el 10.8% de las transacciones mezcladas de Bitcoin están relacionadas con actividades ilícitas, signifocar que a lo sumo el 0.43% de las aproximadamente 350,000 transacciones diarias de Bitcoin están vinculadas a motivaciones maliciosas.

Dash, si bien tiene un servicio mejorado de mezcla  y que no requiere de confianza integrado en el protocolo en la forma de PrivateSend, registra sin embargo una pequeña fracción de las transacciones diarias, generalmente menos del 1% según Dash Radar.

La evolución de tratar la privacidad como sospechosa a una expectativa básica

Investigaciones como la de Chainalysis apuntan hacia una tendencia creciente de ver la funcionalidad de la privacidad avanzada como una actividad razonable en lugar de ser motivo de preocupación. En una publicación reciente y en comentarios del CEO del Grupo Dash Core, Ryan Taylor, la privacidad de Dash no es diferente a la de Bitcoin fundamentalmente, y como tal no debe ser tratada de manera diferente, incluso por los reguladores e intercambios.

Si bien la transparencia radical es una propuesta de valor clave para las criptomonedas, las transacciones totalmente transparentes puede que no sean adecuadas en todos los casos, ya que las personas podrían estar en riesgo si sus movimientos financieros privados se hacen públicos. Por estas razones, los ciudadanos que respetan la ley aún pueden tratar de ocultar los movimientos de sus fondos de miradas indiscretas mientras mantienen el pleno cumplimiento normativo.

https://youtu.be/aXryTrSPHu0

Autor: Joël Valenzuela
Fuente: https://dashnews.org/chainalysis-reports-most-cryptocurrency-mixed-for-personal-privacy-not-illicit-purposes/