Un mes atrás, el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin mencionó que la gobernanza del proyecto “no estaba tan mal”. Actualmente Ethereum se encuentra a sí mismo en la misma posición en la que ha estado Bitcoin por varios años: se necesita tomar una decisión, pero el proyecto carece de una estructura formal de gobernanza.

¿Cuál decisión?

Ethereum usa un lenguaje de programación Turing-completo, eso le da a los usuarios una enorme flexibilidad pero además crea una gran superficie de ataque para los descontentos. Cuando se enfrentó con el desastroso hackeo de TheDAO hace dos años, la comunidad decidió hacer un hard fork de la red y esencialmente retrocedieron el reloj hasta antes de que ocurriese el hackeo. Al hacerlo, la red renunció por siempre a cualquier reclamo de inmutabilidad.

Cuando Ethereum reversó el hackeo de TheDAO, se sentó un precedente. El año pasado, un ataque a la popular billetera Parity provocó que $162 millones de dólares en Ether quedara congelados e inutilizables para siempre. Los fondos no fueron robados, pero el atacante tuvo éxito al bloquearlos para siempre. Otros hackeos similares han sucedido durante el último par de años y las víctimas demandan alguna acción.

Gobernanza por EIP

Los desarrolladores líderes de Ethereum establecieron un sistema por el cual la comunidad puede proponer cambios al software. Los miembros interesados de la comunidad pueden escribir una “Propuesta de Mejora para Ethereum” (EIP, por sus siglas en inglés) y presentarla en el Github del proyecto. Un editor encargado revisará las EIP y decidirá si rechazarla o colocarla en un tipo de estado de “propuesta oficial”. Entonces la comunidad la discutirá y llegará a un consenso, en la cual la EIP se convertirá en código (si la comunidad la acepta).

Esto usualmente sucede de una manera relativamente ordenada, pero cuando se presentó la EIP 867, surgió el caos. La controversial EIP 867 presenta un plan propuesto para recuperar los fondos que los usuarios pierdan. La EIP por sí misma no devolvería a los usuarios los fondos del hackeo de Parity u otro tipo de hackeos, pero sí crearía un framework que les permitiría solicitar el regreso de dichos fondos. ¿Cómo serían recuperados los fondos? Reversando selectivamente bits de la historia anterior de Ethereum, muy similar a lo que sucedió después del hackeo de TheDAO.

EIP 867 ha generado una lluvia de controversia e inclusive ha llevado a la renuncia de uno de los editores de EIP quien juzgó la propuesta como una violación de la ley japonesa. (la ley en cuestión prohíbe la manipulación de registros electrónicos). Actualmente, la comunidad está fuertemente dividida sobre el tema de la recuperación de fondos, y las divisiones han resaltado las debilidades en la gobernanza de Ethereum, generando el comentario de Buterin de “no tan mala”.

¡Éxito!

Parece que los usuarios de Bitcoin y Ethereum esperan que aparezca mágicamente un consenso, para aceptar cambios en el código con los brazos abiertos y sin ninguna resistencia. Ninguna de las dos comunidades tiene actualmente mecanismos fundamentados en el código para encuestar a los propietarios de la moneda y hacer cumplir su decisión. La crisis de escalabilidad del bitcoin fue resuelta – o al menos retrasada – después de años de controversia. ¿Cómo se resolvió el problema? Un grupo de mineros y líderes de los negocios de Bitcoin se juntaron y se mintieron el uno al otro, declarando que ellos podrían doblar el tamaño de los bloques sólo si los mineros aprobaran primero Segregated Witness (SegWit). El apodado SegWit2x fue eventualmente suspendido.

La gobernanza actual

Los poseedores de Dash deben estar algo así como perplejos ante las payasadas de las comunidades de Bitcoin y Ethereum. Al usar la Gobernanza Descentralizada por Blockchain (DGBB, por sus siglas en inglés) – el llamado Sistema de Tesorería – los propietarios de masternodes pueden ser encuestados sobre preguntas relacionadas con la gobernanza. El Equipo Dash Core puede entonces crear la actualización de código resultante y aprobada rápidamente por la red de Masternodes. Una vez la suficiente cantidad de Masternodes actualicen, su aplicación se activa y cualquier masternode no actualizado es esencialmente rechazado de la red.

Si bien el sistema de gobernanza de Dash no es perfecto, es un gran inicio. Al menos nuestra comunidad no tiene que sentarse a esperar a que aparezca mágicamente del aire alguna especie de consenso.

Autor: David Dinkins

Fuente: https://www.dashforcenews.com/first-bitcoin-now-ethereum-faces-governance-crisis/