PolisPay, una solución de pagos con blockchain, presentó dos nuevas tarjetas débito de criptomonedas, una con un sistema de tarjeta de regalo y otra con un sistema de débito directo, las cuales le permite a los usuarios comprar artículos en casi cualquier lugar con Dash.

La primera solución de pago es la tarjeta Epay Mastercard, la cual los usuarios pueden recargar desde la propia aplicación, la cual permite pagar con Dash en más de 30 países. Esta tarjeta es específicamente una tarjeta prepagada que se recarga usando Dash y otras criptomonedas en la aplicación PolisPay, misma que ahora se puede proteger a través de las billeteras de hardware Trezor para usuarios de escritorio. Las cantidades de recarga se pueden comprar en € 100, € 50 y € 25 y una tarifa inicial de € 25 para ordenar la tarjeta a través de Bitcou GmbH. Luego, la tarjeta permite a los consumidores pagar anónimamente en línea y fuera de línea, con un límite inicial de € 100 ya que la tarjeta no lleva explícitamente el nombre del cliente. Para aumentar los límites, los clientes pueden verificarse a sí mismos utilizando un procedimiento de identificación por video de Bitcou, aumentando inmediatamente los límites mensuales a € 4,000 (o € 36,000 anualmente).

La segunda tarjeta es a través de una asociación con el proveedor de tarjetas Union Pay que proporciona una solución más clásica de tarjeta de débito, donde las conversiones de Dash ocurren en tiempo real en el punto de venta:

“El proceso funciona de manera que a los comerciantes se les paga en su propia moneda mientras que al usuario se le cobra en Dash de su saldo prepagado. Esto garantiza que los usuarios podrán pagar las cosas, en establecimientos donde las criptomonedas aún no han sido adoptadas por completo. ¡Pronto pagarás con tus Dash en todas partes!»

PolisPay se encuentra actualmente en fase beta abierta y acepta aplicaciones para probar sus servicios.

Haciendo del uso de las criptomonedas una realidad

Las nuevas tarjetas débito de criptomonedas de PolisPay contribuyen con la visión de Dash de hacer realidad la transferencia de efectivo entre pares, incluso para las compras diarias. Sin embargo, la adopción comercial presentó dificultades debido a que la mayoría de los comerciantes no querían usar una billetera independiente para aceptar compras con criptomonedas. Varias organizaciones enfrentaron este problema desarrollando soluciones de punto de venta para que los comerciantes pudieran integrar fácilmente los pagos con criptomonedas en sus sistemas actuales y minimizar los costos de transición. Sin embargo, la adopción tuvo dificultades y algunos comerciantes que habían aceptado previamente pagos con criptomonedas decidieron dejar de aceptarlos a medida que la tasa de cambio se redujo y las compras de los usuarios disminuyeron, así como con el aumento de los costos de transacción debido a problemas de escalabilidad en redes importantes como la de Bitcoin. Esto condujo a otra solución que incluye tarjetas de débito que permiten a los consumidores pagar con la criptomoneda de su preferencia y un tercero maneja el cambio a la moneda local y el procesamiento del pago. Sin embargo, al final en este modelo se requiere confiar en un tercero y utilizar el sistema de moneda fiat, y como tal es solo una solución temporal para una adopción masiva.

Autor: Justin Szilard

Fuente