La privacidad es una palabra clave que suena mucho en la comunidad de las criptomonedas, en particular en su sección libertaria. En un panel del Liberty Forum realizado recientemente en New Hampshire, se inició una vigorosa discusión sobre los elementos públicos vs. los elementos privados de una blockchain, así como el conflicto con los objetivos duales de las “monedas privadas” de ocultar la información y mantenerla pública a la vez.

Si bien se señalaron muy buenos puntos, me sorprendió ver la mala comprensión que hay sobre la visión original del gran invento de Satoshi Nakamoto, por parte de varias personas que han estado involucradas con las criptomonedas por muchos años. Es importante para los grandes pensadores de este espacio recordar en primer lugar por qué vinimos aquí, y diseñar modelos de privacidad que funcionen sin destruir el valor inherente que ofrecen las criptomonedas.

La innovación radical del Bitcoin no era esconder información

La mejora clave ofrecida con la llegada del Bitcoin nunca fue un mejoramiento en la privacidad. Tal y como su fundador, Satoshi Nakamoto lo expresa en el ahora famoso whitepaper de Bitcoin, el objetivo era no necesitar de confianza entre las partes que hacen una transacción:

“Lo que se necesita es un sistema de pago electrónico basado en una prueba criptográfica en lugar de confianza, permitiendo que dos partes que estén de acuerdo hagan transacciones de forma directa con el otro sin necesitar de una tercera parte de confianza”

El punto realmente importante de un libro contable público y seguro para transacciones financieras era el poder remover la necesidad de una institución de confianza como los bancos, no solo para almacenar el dinero, sino también para mantener una copia exacta de todas las transacciones y no participar en engaños financieros.

El verdadero valor de la tecnología blockchain es la transparencia radical

Mientras que mantener la privacidad del usuario es un elemento primordial para cualquier sistema financiero exitoso, ese no es el valor real de un libro de cuentas distribuido y público. La principal razón para tener una blockchain es para ña transparencia radical, y por eso es que las redes que usan esta innovación mantienen su valor. Cualquiera puede auditar la red y su actividad, ofreciendo los mismos beneficios del software de código abierto. Cualquiera puede ver el número de transacciones hechas, en número de monedas en existencia, el valor total de las transacciones, los valores promedio y mediana, cuánto está la gente pagando en comisiones, etc. Usted también puede ver qué tan bien distribuido está el suministro de monedas, incluso si una sola parte controla una cantidad desproporcionada de la emisión total.

La mejor parte de esta transparencia radical es que puede ser accedida por cualquiera. Usted no necesita confiar en un auditor externo para revisar las operaciones de la red financiera, tampoco tiene que confiar en que los “mayordomos” de la red estén suministrando información sin alteraciones. Todo esto funciona de manera opuesta al método tradicional, donde los bancos esconden sus insolvencias y los gobiernos no pueden dar cuentas de billones de dólares en fondos. Con las monedas blockchain, cualquier persona puede echar un vistazo, y con todo el mundo mirando todo el tiempo veremos surgir el sistema financiero más confiable que el mundo jamás haya conocido.

Satoshi comprendió el único componente clave de la privacidad financiera

Mientras el mantener su historia financiera solo para usted y para aquellos que usted elija resulta absolutamente imperativo, tenemos que recordar cuál era precisamente el objetivo deseado. El punto no es simplemente borrar o esconder grandes cantidades de información de la red, sino guardar solamente ciertas conclusiones para que no sean asociadas a información pública que podría comprometer su privacidad. Satoshi se fue por este enfoque de la privacidad en el whitepaper:

“El modelo bancario tradicional logra cierto nivel de privacidad al limitar el acceso a la información de las partes involucradas y del tercero. La necesidad de anunciar todas las transacciones públicamente excluye este método, pero aún así la privacidad puede mantenerse rompiendo el flujo de información de otra forma: manteniendo anónimas las claves públicas. El público puede ver que alguien le está enviando dinero a alguien más, pero sin información que una la transacción a alquien. Esto es similar al nivel de información que es liberada por las bolsas de valores, donde la hora y tamaño de operaciones individuales, la “cinta”, se hace pública, pero sin mencionar quiénes fueron las partes involucradas.”

Según Satoshi, el problema no es que todos puedan ver sus transacciones financieras, sino que puedan conectar los puntos. Bitcoin, a pesar de ser radicalmente transparente, fue considerado “anónimo” por años debido a que nadie sabía cómo enlazar eficientemente su dinero con su identidad. Solo hasta hace poco ha habido problemas ya que el análisis de cadenas ha mejorado, y enlazar una cadena de transacciones a su punto de origen, así como deducir la persona detrás de ese balance se ha vuelto más factible.

Cualquier solución de privacidad verdadera debería conservar la principal oferta de las criptomonedas

Tenemos que recordar entonces, que el objetivo de una verdadera privacidad financiera es romper esos enlaces entre la actividad en una red perfectamente abierta y auditable y las identidades reales. Dash hace esto al mezclar los fondos con más pares (sin necesidad de involucrar confianza) de forma que una transacción anónima no pueda ser enlazada de a usted nuevamente, manteniendo todo esto públicamente visible. Hay un increíble valor en poder mantener la privacidad mientras se conserva la ventaja principal de las criptomonedas: No necesitan involucrar el elemento confianza. Usted no tiene que confiar en que la red esté siendo usada de una forma en particular. Usted no tiene que confiar en que esté bien distribuida, y ninguna parte (o pequeño grupo de partes) controle una pequeña porción del suministro. Usted no tiene que confiar en que desarrolladores o administradores le digan que la red está funcionando bien. Usted puede verlo por sí mismo.

Las criptomonedas tienen un inmenso valor a través de su transparencia radical, Cualquier solución para conservar la privacidad del usuario funcionaría bien mientras mantenga este valor intacto.

 

Autor original: Jöel Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/what-many-privacy-coins-fundamentally-misunderstand-about-satoshis-vision/