VISA, MasterCard y otras compañías de tarjetas de crédito y débito, anunciaron recientemente planes para aumentar las tarifas que se cobran a los comerciantes cuando los consumidores usan dichas tarjetas, lo que atrae nuevamente la atención hacia las criptomonedas y en cómo resuelven muchos de los problemas creados por las tarjetas de crédito y débito.

Las tarifas cobradas a los comerciantes generalmente se dividen en dos grupos; Las «tarifas de intercambio» pagadas por el comerciante al emisor/banco de la tarjeta y las «tarifas que cobran las redes de tarjetas a las instituciones financieras por el procesamiento de pagos con tarjeta en nombre de los comerciantes». Mientras que los comerciantes tienden a aumentarles los precios a los consumidores solo entre 1% -2.5% para cubrir estas tarifas, las tarifas de intercambio ascendieron a $ 64 mil millones en 2018, lo que representa un aumento del 77% respecto al 2012. Estas y otras numerosas tarifas que las compañías de tarjetas cobran a menudo se utilizan para pagar las «recompensas» y los «puntos» que reciben los consumidores, además de los ingresos para las compañías de las tarjetas.

Sin embargo, estos recargos reciben cada vez más rechazo por parte de los comerciantes a través de acciones legales antimonopolio, ya que los comerciantes alegan que las compañías de tarjetas de crédito están «obligando a los comerciantes a pagar tarifas de intercambio y les prohíben dirigir a los consumidores hacia otros métodos de pago». Después de numerosas apelaciones, VISA, MasterCard y otros acordaron pagar $ 6.2 mil millones de dólares en compensación.

Las tarifas se están volviendo obsoletas.

Estas tarifas continúan aumentando la carga para los comerciantes y, sin saberlo, les cuestan a los consumidores, pero también se están volviendo obsoletas a medida que evolucionan los nuevos métodos de pago. Las criptomonedas están reduciendo estas tarifas a casi cero al hacer posibles las transacciones de igual a igual, e incluso cuando hay algún intermediario las tarifas siguen siendo mínimas. Dash, por ejemplo, cobra una tarifa de red de menos de $ 0.0005 USD por transacción estándar, la cual se está volviendo cada vez más barata (actualmente alrededor de $ 0.0003 USD). Además, InstantSend automático está a punto de ser implementado con la versión 0.13 para hacer posibles las transacciones en menos de 2 segundos por la misma tarifa baja.

Luego, los consumidores y los comerciantes pueden ingresar y salir de Dash a través de Uphold, integrado directamente en la billetera de Dash, donde solo se les cobra una tarifa de intercambio del 1.25% y $ 3 USD para retirar fondos de la plataforma. Si bien esto puede parecer caro para ser usado con cada transacción pequeña, si los comerciantes esperan para convertir y mover los fondos hasta después de unos cientos de dólares, se vuelve más barato que muchos otros servicios. Además, existen dispositivos POS como AnyPay, Spark, CoinText, DashText, Salamentax, QR.CR y otros más que cobran una tarifa muy baja o ninguna para facilitar que los comerciantes acepten criptomonedas.

La aceptación de las criptomonedas ofrece numerosas ventajas adicionales para los consumidores y comerciantes, además del ahorro en las tarifas. Uno de los beneficios más notables para los comerciantes es que no se realizan devoluciones del saldo, ya que cuando los consumidores desaprueban los pagos, ya sea de forma legítima o no, los comerciantes no siempre obtendrán el costo del producto reembolsado por parte del procesador de la tarjeta, y mucho menos la tarifa de procesamiento que se vieron obligados a pagar en el momento de la transacción invalidada. Para los consumidores, las criptomonedas les otorgan el máximo poder de aprobación para que no tengan que preocuparse por que sus cuentas se facturen automáticamente en un momento inesperado, lo que puede ser devastador para cualquier persona que viva con el dinero justo en su día a día. Quizás el mayor beneficio para los consumidores y comerciantes es la privacidad y la resistencia a la censura, ya que las compañías de tarjetas le pueden rastrear o cancelar/rechazar fácilmente el servicio a cualquier persona que ellos deseen o se vean obligadas a hacerlo a través del gobierno. Estas ventajas influyen en los comerciantes y consumidores en el análisis de costo-beneficio cuando deciden usar criptomonedas, pero a medida que los costos continúan bajando, la adopción comenzará a aumentar aún más rápidamente.

Obstáculos que las criptomonedas deben superar

Si bien las criptomonedas ofrecen muchos beneficios, no se puede negar que aún tienen problemas de volatilidad y usabilidad, lo que impide la adopción masiva por parte de los consumidores y comerciantes. Sin embargo, Dash está tomando medidas para superar estas barreras en la adopción. Primero, Dash se acerca al lanzamiento de Evolution y la billetera de DashPay, que hará que la criptomoneda sea muy fácil de usar, adaptándose a lo que los consumidores ya están acostumbrados en las aplicaciones de pagos, como los nombres de usuario en lugar de las direcciones criptográficas. En segundo lugar, Dash está trabajando continuamente en un mayor número de intercambios y adopción de comerciantes, lo que le agrega liquidez y uso diario. A medida que Dash continúa enfocándose en aumentar la facilidad de uso en escenarios cotidianos, su velocidad también aumentará, lo que ayudará a disminuir la volatilidad y creará un círculo virtuoso de adopción.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/credit-and-debit-cards-raising-fees-on-merchants-highlights-comparative-advantage-of-cryptocurrencies/