Tanto en el estado de Nueva York en los Estados Unidos como en Corea del Sur, las regulaciones son cada vez más indulgentes.

En Nueva York, Square Cash, la aplicación de pagos fundada por Jack Dorsey, recibió la esquiva Bitlicense de parte de los reguladores. La Bitlicense se lanzó en 2015 y desde entonces ha recibido numerosas quejas de empresarios por la carga que supone para la innovación. Esta es solo la séptima Bitlicense general emitida por el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS, por sus siglas en inglés) y la segunda Bitlicense en menos de una semana. El NYDFS dice que tuvieron que revisar exhaustivamente las “políticas contra el blanqueo de capitales, la lucha contra el fraude, la capitalización, la protección del consumidor y la ciberseguridad” de Square Cash.

En Corea del Sur, los funcionarios del gobierno se han mostrado reacios a emitir regulaciones por temor a normalizar las criptomonedas e indican a los inversores que el gobierno reconoce el sector. “Entendemos completamente que el gobierno es reacio a regular el mercado de criptomonedas porque inevitablemente conduciría a los inversionistas a considerarlo como la manera en que el gobierno legitima el mercado”, dijo Park yong-jin, miembro del Comité de la Asamblea Nacional. Sin embargo, con nuevas investigaciones de los intercambios de criptomonedas, el gobierno de Corea del Sur se dio cuenta de que la economía de criptomonedas continuaría evolucionando independientemente de lo que el gobierno decidiera hacer. Park yong-jin agregó que “si el gobierno deja el mercado de criptomonedas sin regular, simplemente lo deja vulnerable a varios problemas”.

Reconocimiento de las criptomonedas

A pesar de la respectiva resistencia de cada gobierno, sus últimas acciones indican que están empezando a reconocer que la economía de criptomonedas llegó para quedarse. Sus acciones actuales no son nuevas, ya que presenta similitudes con la forma en que los gobiernos responden típicamente a los numerosos acontecimientos económicos: quieren tener el control de los eventos incontrolables. Debido a la naturaleza misma de la economía, la acción humana continúa, les guste o no a los funcionarios del gobierno. Cuando los gobiernos intentan prohibir las acciones humanas, esas acciones simplemente van al mercado negro y se vuelven más peligrosas y/o perjudiciales.

Si bien aún puede ser temprano, los funcionarios de Nueva York están comenzando una tendencia de aumentar la cantidad de aprobaciones hacia los negocios relacionados con criptomoendas, lo que permitirá que las potencias financieras canalicen capital hacia las criptomonedas para fomentar aún más innovaciones. De hecho, la decisión de Corea del Sur de comenzar el proceso de regulación de criptomonedas, les indicará a los grandes inversores institucionales adversos al riesgo que las criptomonedas no son un activo tabú. La normalización de las criptomonedas con regulaciones gubernamentales más simples permitirá que las personas que confían en los gobiernos confíen también en las criptomonedas. Ambos conducirán a que los emprendedores creen más innovación, lo que llevará a mayores elecciones de los consumidores y su adopción dentro del espacio de las criptomonedas. A medida que la adopción de las criptomonedas aumente y el uso en la vida cotidiana continúe, el precio se estabilizará, lo que conducirá a una mayor adopción y a un círculo virtuoso continuo.

Dash aprovecha la autorregulación para aumentar la adopción

Dash es capaz de distinguirse de otras criptomonedas creando confianza en sí mismo, ya que tiene una forma de auto-regulación. Los llamados a la regulación gubernamental generalmente se basan en aumentos de “protección al consumidor” contra el fraude o los intereses perjudiciales. Sin embargo, por la forma en que Dash está estructurado, estos llamados se vuelven redundantes. Dash dentro de su código tiene un sistema de incentivos que permite a todas las partes dentro de Dash contribuir a otros en la comunidad de Dash buscando su beneficio. Los Masternodes están incentivados para aumentar el precio de Dash, pero esto se logra aumentando el número de usuarios, lo que se hace aumentando la funcionalidad y la usabilidad de Dash. Por lo tanto, los masternodes votan para financiar las propuestas que tiengan las mayores probabilidades de mejorar el ecosistema de Dash para todos los usuarios.

Además, el código abierto de Dash y su estructura de incentivos le ha enviado una señal a los inversores institucionales de que pueden sentirse seguros acerca de las inversiones en Dash sin la necesidad de regulaciones gubernamentales. Dash aprovecha su sistema de incentivos internos para proporcionar algunos de los mejores beneficios para el consumidor, lo que hace innecesarias muchas reglamentaciones gubernamentales.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/cryptocurrency-regulations-becoming-more-lenient-around-the-world/