Las islas Marshall, localizdas en el pacífico, ofrecerán su propia criptomoneda llamada Sovereign (SOV), la cual ha sido aprobada por el parlamento del país para circular como moneda de curso legal junto con el dólar estadounidense.

La presidente del país, Hilda C. Heine, dijo que este “es otro paso para manifestar nuestra libertad nacional”. David Paul, ministro en asistencia de la presidente, admitió que las criptomonedas son “el camino al futuro” y que “como país, nos reservamos el derecho de emitir una moneda cualquiera sea su forma, bien sea en formato digital o fiduciario”. El Sovereign tendrá una emisión total de 24 millones de monedas en honor a las 24 municipalidades, y será liberada a través de una ICO y pre-venta en una fecha aún por determinarse. Los fondos recaudados irán al Fondo de Confianza de las Islas Marshall que beneficia los esfuerzos de trabajo con el cambio climático, energía verde, sistema de salud para aquellos que aún están afectados por las pruebas nucleares de los Estados Unidos y educación.

De manera distintiva, la moneda tendrá un protocolo autorizado y no anónimo llamado “Yakwe/Yokwe”, que significa “hola” en el idioma local. El protocolo necesitará que el usuario se identifique, pero Paul explicó que él espera que esta plataforma no-anónima haga compatible a la criptomoneda compatible con el entorno de trabajo del sistema bancario. Neema, una startup fintech israelí, está ayudando a las islas Marshall en el diseño y lanzamiento de la moneda.

Las criptomonedas tienen varias estructuras y niveles de transparencia y descentralización

La oleada reciente de nuevas criptomonedas y sus fluctuaciones de precio tienen usuarios que reflejan cómo la estructura de cada criptomoneda afecta su función y su precio. La dinámica entre el Petro venezolano y el SOV de las islas Marshall es un gran ejemplo. El SOV se ha considerado como de curso legal por el cuerpo legislativo del país, tendrá su precio determinado por las tasas del mercado, y además las islas Marshall son un país miembro de las Naciones Unidas, lo cual le permite a la moneda tener un fácil y masivo acceso en el escenario mundial. Venezuela liberó recientemente el Petro, pero éste no fue votado para ser una moneda legal por su cuerpo legislativo, vinculado al precio del petróleo, lo cual puede ser manipulado por el gobierno, además el país está bajo embargo. Los oficiales anunciaron que el Petro vendió $735 millones de dólares en el primer día, pero hay dudas sobre esta estrategia y preocupaciones de que el gobierno representa una buena porción de los compradores.

La opacidad del Petro van en contra de los objetivos de muchas criptomonedas, lo que no es un buen augurio para la futura adopción del Petro. En contraste, el SOV ha liberado información de una forma abierta y parece tener una ruta relativamente clara para su avance, bajo la dirección de la firma de tecnología financiera. Sin embargo, el protocolo no-anónimo del SOV demostrará si los usuarios desean aceptar el trade-off de menor privacidad en su criptomoneda por un estado de moneda legal y se cambian del dólar o de las criptomonedas privadas. No todas las criptomonedas son creadas de manera similar.

Dash está estructurado para servirle a los consumidores de forma estable, descentralizada y a largo plazo

Cada criptomoneda tiene una estructura única para sus funcionalidades únicas. La estructura única de Dash le permite ser anónima, sin necesidad de confianza, tener un desarrollo estable, y cumplir los requerimientos de una moneda. Cualquiera puede revisar la blockchain de Dash y ver hacia donde se mueve el dinero, cuánto dinero se está moviendo y ver los proyectos financiados sin sacrificar su privacidad. La estructura de Dash permite que una entidad como la DAO mantenga y promueva la red en formas que rivalizan con las operaciones de los bancos. Dash aprovecha su estructura para lograr esta función, lo cual es un intento por satisfacer tantos deseos de los consumidores como sea posible y se esfuerza hacia un crecimiento estable y a largo plazo como una criptomoneda.

Las criptomonedas que aprovechan sus estructuras y funciones únicas para satisfacer los deseos de los consumidores de la mejor manera, ganarán el mercado.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/marshall-islands-offer-cryptocurrency-legal-tender/