El universo de las criptomonedas es una carrera armamentística épica y constante que busca desarrollar los mejores avances tecnológicos lo antes posible. Mientras tanto, Bitcoin simplemente está sentado allí, esencialmente haciendo lo mismo que siempre ha hecho, con pocas mejoras significativas en la forma en que se ha ejecutado durante una década. Y aun así sigue ganando. Aquí está el por qué y el qué podría causar que perdiera, si llegase a pasar alguna vez.

Más allá de la especulación, lo que más importa es: ¿mantiene su valor y es accesible?

Los tres grandes fundamentos de la propuesta de valor original de Bitcoin eran que mantenía su valor, se podía acceder a ella sin restricciones y se podía transferir de manera rápida, barata y eficiente. De esos tres, los dos primeros siguen siendo válidos, mientras que el tercero se ha desvanecido en gran medida desde los grandes debates sobre la escalabilidad de hace algunos años. Sin embargo, no tiene gran importancia en general, pocas personas han tenido problemas serios con los pagos diarios regulares. Todo el tiempo aparecen medio de pago más nuevos, más rápidos y mejores, y si bien es un aspecto crucial para cualquier moneda del mundo, no es lo que estaba bajo demanda. Lo que la gente realmente necesitaba era una forma de mantener el valor de su arduo trabajo a lo largo del tiempo y poder acceder a él sin que nadie les diga que no puede. Bitcoin hace estas dos cosas muy bien en este preciso momento, lo cual explica que domine otras monedas supuestamente superiores en los mercados: es la más establecida, lo que lleva a una retención de valor, así como a la accesibilidad debido a la gran cantidad de puntos de acceso, liquidez, etc.

Los cambios en la emisión o problemas de seguridad pueden cambiar la propuesta de reserva de valor

Ahora, hay circunstancias que podrían arruinar toda la propuesta de reserva de valor para Bitcoin. La primera es si se altera algo sobre su composición. Algunas voces prominentes del sector han argumentado a favor de un aumento en la emisión de Bitcoin para que se convierta en permanente e infinito, afectando su escasez, una de las razones principales de su almacén de propiedades de valor. Si alguien gasta la misma cantidad en dos criptomonedas diferentes, una con inflación ilimitada y otra sin ella, con todas las demás cosas son iguales, la última mantendrá su valor mejor que la primera. Al ver cómo Bitcoin establece el estándar a través de un suministro limitado, muchos de sus descendientes tienen las mismas propiedades, y es muy posible que no cambien, incluso si sus antepasados sí lo hacen. Entonces, la mejor reserva de valor podría perderse.

La segunda circunstancia podría ser un serio compromiso de seguridad. La minería de prueba de trabajo bajo el algoritmo SHA-256 es la base de la seguridad de Bitcoin, con pocos cambios a lo largo de los años. En algún momento, se puede descubrir una vulnerabilidad crucial fundamental para este enfoque de seguridad o, más probablemente, surjan actores lo suficientemente poderosos y motivados que finalmente lancen un ataque exitoso del 51% contra la red. En ese momento, las personas que tienen Bitcoin pueden huir hacia otras monedas con mejores propuestas de seguridad.

La accesibilidad puede verse afectada por problemas en la escalabilidad y las transacciones

La segunda razón por la que la «tecnología antigua» puede perder es si se vuelve menos accesible. En este momento, el envío de una transacción de Bitcoin es relativamente fácil, no muy costosa, y permite a los usuarios mover grandes cantidades de dinero en un tiempo razonable. Sin embargo, con los problemas de escalamiento, eso puede convertirse rápidamente en pánico con un sentimiento de «oh no, no puedo acceder a mi dinero». Entonces, todas las rampas de acceso y las integraciones no importarán si la capacidad práctica de adquirir y mover Bitcoin se ve comprometida por razones técnicas; los usuarios simplemente exigirán servicios que admitan otras monedas que aún funcionen, y la ventaja de la accesibilidad se evaporará rápidamente.

Otros problemas técnicos que afectan la accesibilidad pueden ser el tiempo en asegurar una transacción, o qué tanto tiempo se requiere para confiar completamente en una transacción (la preocupación en ataques del 51% y la congestión pueden hacer que los tiempos de confirmación necesarios aumenten, complicando la fuga de capitales), y la privacidad, donde alguien pueda tener problemas para mover su dinero sin incurrir en un riesgo significativo.

Al igual que con los sistemas fiat, un «flippening» solo ocurrirá cuando suceda algo drástico

En este momento, la gente está en gran medida satisfecha con las monedas fiduciarias, aunque las calamidades y colapsos en ciertos países y en ciertos momentos han provocado que algunas personas emigren hacia criptomonedas. Un cambio no se considera necesario hasta que los sistemas existentes experimentan un problema grave. Lo mismo puede decirse de Bitcoin. Ahora, todo funciona bien y las personas no tienen una razón lo suficientemente convincente para cambiar a cualquier otra cosa. Sin embargo, si ocurre algo drástico, como un completo colapso en la capacidad de la red para procesar transacciones o un problema grave de seguridad, las personas se apresurarán a correr hacia algo cuya tecnología les permita escapar de ese destino. Hasta entonces, no espere que la moneda más nueva, más atractiva y más pulida acabe con el Bitcoin en el corto plazo.

Bitcoin tiene mucho tiempo por delante en el trono. Si eso llegara a cambiar alguna vez, ahora sabrás el por qué.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://dashnews.org/the-only-two-reasons-the-coin-with-better-tech-could-win-out/