Todo el mundo en este espacio habla acerca de cómo la criptomoneda tiene el potencial de cambiar el mundo. Los ejemplos clave dados son países como Venezuela con hiperinflación y sus sistemas de pagos rotos, o la no bancarización de Ghana, o las organizaciones dirigidas hacia el tema político como WikiLeaks. Estas razones son frecuentemente dadas como justificación para usar criptomonedas, tanto para estos grupos representados en los ejemplos, como para la persona promedio del primer mundo quien no comparte las mismas preocupaciones. El hecho es que la mayoría del mundo desarrollado no tiene razón de peso para cambiarse a las criptomonedas ya que están muy satisfechos con los sistemas de pagos que tienen ahora mismo. Sin embargo, afortunadamente hay una manera de lograr que cambien de postura.

Los beneficios generales y el uso específico no son suficientes para hacer que todos los demás cambien 

Una de las ventas más difíciles que he intentado en los últimos tiempos es promocionar las criptomonedas para empresas y usuarios principalmente por sus beneficios difíciles y medibles. Los precios más bajos, soluciones inmediatas, mejor seguridad, sin devoluciones de cargo, no importan. Casi todos en el mundo desarrollado consiguen pagos fácilmente y puede usar su dinero en cualquier lugar sin demasiados problemas. Las empresas lo tienen un poco más difícil, perjudicados por la infraestructura de los costos y las tarifas de las transacciones, pero incluso estos no son significativamente malos como lo sería si ellos usaran criptomonedas. Generalmente hablando, aún hay unos cuantos beneficios, pero son demasiado escasos para representar argumentos de peso para que usuarios y empresas cambien.

Ahora, hay unas pocas industrias claves donde la propagación es mucho mas densa como la industria del cannabis, los juegos en línea, suplementos fitness, transferencias transnacionales, y otras áreas donde las difíciles ventajas de usar criptomonedas pueden ser suficientes para garantizar un cambio. Sin embargo, la población en general que no participa en estos limitados corredores económicos no cambiarán por completo su forma de realizar transacciones debido a esto. Incluso las personas quienes lo harían, por ejemplo, para comprar su hierba con Dash debido a que les ahorra dinero, no la usarán para pagar su renta ya que no van a obtener ahorro.

 Nadie necesita usar Cripto … pero ellos quieren

Mientras tratan de vender la idea de las criptomonedas, coloco de lado mis razones personales para usarlas para centrarme en lo más aparentemente objetivo, racional, y los beneficios atractivos generales. Gran error. Esto produce que la «charla de los beneficios» en ningún lado es casi tan emocionante como la «charla tranquila» de lo emociónate y divertido que es usarlas. En mi caso, fue emocionante debido a las razones ideológicas y por la diferente e innovadora naturaleza de la tecnología subyacente, y fue divertido enviar y recibir pruebas digitales ejecutadas por una infraestructura descentralizada con facilidad y sin restricciones. Mas importante, al usar las criptomonedas se siente libertad y un marcado contraste con el serio, excesivamente regulado, altamente demandante de permisos y controlado mundo financiero. Usar criptomonedas se siente tan fluido como enviar un mensaje o dejar un comentario en línea. No se siente como el dinero en que no hay esa seriedad y estrés asociado con la típica experiencia financiera.

En mi experiencia, este intangible beneficio experiencial ligeramente definido es lo que emociona a la gente por las criptomonedas y las hace querer cambiar. Seguramente, todos los beneficios de tasa de ahorros, solución inmediata, sin mediadores, etc. fueron puntos importantes, pero todos alimentados en esta emoción general por usar algo nuevo y revolucionario, y no una emoción por ahorrar dinero y transferir más eficientemente.

Las empresas cambian para adelantarse a la curva

Los comerciantes, con sus preocupaciones sobre el tiempo de liquidación y las tarifas de transacción de varios porcentajes, son los que más aprovechan el uso de las criptomonedas. Sin embargo, si bien las empresas con las que hablé consideraban estos elementos importantes, realmente no llamaron su atención ni los acercaron a aceptar los pagos. Sin embargo, lo que hizo que se pusieran en marcha fue el FOMO (fear of missing out) o miedo a perderse algo. En el corto plazo, los comerciantes querían realizar pagos con criptomonedas para atraer nuevos clientes emocionados de poder gastarlas y, a largo plazo, adoptar una nueva tecnología de pago que en general es considerada como el «futuro» antes de quedarsen atrás.

Tenga en cuenta que esta es una propuesta de valor difícil basada en una suave: obtener más clientes ahora, perder menos más tarde, es un beneficio práctico para un negocio. La razón para los nuevos clientes, sin embargo, es la tenue razón «porque están entusiasmados con eso».

 Ven por la diversión, quédate por los beneficios

Ahora, si bien toda esta diversión y emoción es suficiente para que las personas empiecen a usar un nuevo sistema de pago, no se quedarán a largo plazo a menos que tenga sentido. Si sigue siendo barato, fácil y sin fricciones, las personas que comienzan a usar criptomonedas y pueden gastarlas en la mayoría de las cosas, continuarán haciéndolo. En particular, una vez que una ola de negocios comienza a aceptarlas para atraer a una ola de usuarios recientemente inspirados, los efectos de la red deberían ser lo suficientemente fuertes como para que las ventajas comiencen a aumentar. En ese punto de masa crítica, solo un loco volvería a las anticuadas y difíciles redes de pagos centralizadas de antaño.

Esta es la revolución de la moneda digital descentralizada. Cualquiera puede enviar valor libremente sin utilizar ningún otro servicio o empresa, sin restricciones, sin censura, sin control. Pura libertad. Y usarlas se siente así: libertad, la forma en que se supone que debe ser el dinero. Vale la pena emocionarse. Transmitir la diversión, es contagiosa. Solo recuerde que los beneficios inherentes al sistema tendran que cobrar el cheque algún día de lo que la emoción escribe.

 

Autor: Joël Valenzuela

Fuente:https://dashnews.org/the-real-reason-first-world-users-will-switch-to-cryptocurrency/