La palabra más popular entre las criptomonedas: descentralización. El bien más escaso entre las monedas: descentralización.

A pesar del orgullo de tener estructuras flexibles y libre participación, muchos proyectos de criptomonedas padecen los efectos de la centralización, desde la dominación por un solo equipo de desarrollo hasta el culto a la personalidad del fundador, poderosos conglomerados de minería, servicios o negocios dominando una gran parte del mercado, y más. Esto es debido a que la mayoría han caído presos de la tragedia de las masas: nadie/todos lo poseen, así que nadie tiene la responsabilidad de mantenerlo adecuadamente, lo que lleva a su descuido o que entidades centralizadas se hagan a cargo.

La gente está tan temerosa de perder la descentralización que no actúan para conservarla

El concepto de una descentralización radical es el sostén principal de las criptomonedas, y en ocasiones es considerado casi con reverencia, algunas veces en su propio detrimento. El tema de la descentralización es tratado como una delicada flor que no puede ser tocada o movida, incluso cuando se necesita proteger de un incendio forestal. El punto de los sistemas descentralizados es eliminar un punto débil o censura, y preferiblemente difuminar el riesgo en tantos puntos independientes como sea posible. Desafortunadamente, algunas veces este resultado no tiene tanta prioridad como crear el sistema menos estructurado posible, donde tienes algo que fue creado “radicalmente descentralizado”, incluso si a largo plazo termina bajo el control de una sola entidad.

Un sistema “libre” y “descentralizado” que no sea bien pensado es vulnerable a la centralización

El problema más grande con un sistema débil (y por lo tanto pobre) es que se vuelve vulnerable precisamente a los ataques de centralización contra los que fue diseñado. Si nadie posee o tiene un fuerte interés en proteger un aspecto del sistema, un grupo grande y con poder puede llegar fácilmente y hacerse cargo, enfrentando poca resistencia. Esto es notable especialmente en los proyectos desarrollados por voluntarios, donde los desarrolladores que no reciben salario pueden ser contratados/comprados por actores externos, o simplemente desplazados por partes más poderosas que tengan más poder. Esto sucede con cualquier aspecto de un ecosistema que no tenga los atributos adecuados de propiedad y compensación: Los únicos actores serios que se movilizan y hacen cambios tienen un fuerte motivo financiero que usualmente viene de otros lugares.

Sin los incentivos apropiados, el mercado mueve las cosas en su propia dirección

Uno de los malentendidos más grandes sobre un sistema sin una estructura es que la libertad del mercado hará que todo funcione bien. Corrección: la libertad del mercado se resolverá así mismo, así como su producción neta, sin embargo a éste le importará poco conservar una creación en específico. En otras palabras, si usted modela un sistema completamente descentralizado sin los incentivos adecuados, le mercado usará o descartará dicho sistema de la manera que considera más útil, como buitres sobre un cadáver, sin preocuparse en conservar su integridad o los principios con los que fue fundado. Sólo con los incentivos desarrollados adecuadamente un sistema puede contar con el mercado para mantenerlo en la dirección correcta.

Combinando la propiedad con la responsabilidad se preserva la descentralización

La única forma efectiva para combatir la tendencia de los actores centralizados de invadir y controlar un sistema descentralizado, es ofrecerles a los actores descentralizados la propiedad y responsabilidad, así como la compensación, para resistir las fuerzas externas. Los desarrolladores deberían hacerlo como su principal trabajo, ser pagados por ello, y aún conservar la forma para que cualquiera se una o se retire. Los nodos deben ser incentivados. Cada aspecto crítico que el ecosistema necesita para poder ejecutarse debería permitirle a los usuarios hacerlo, tener una participación y recibir un pago. Y lo más importante, la comunidad tiene que poseer un mecanismo de consenso para trabajar juntos y actuar como uno.

Solo con todos estos aspectos reunidos es como un proyecto puede mantener una verdadera descentralización, y aquellos que implementen la propiedad y los debidos incentivos sobresaldrán a largo plazo.

Autor: Joël Valnezuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/the-tragedy-of-the-commons-in-cryptocurrency/