En este momento, las criptomonedas se estás desarrollando a un ritmo récord, ganando nuevos usuarios, afianzando su economía y creciendo de una forma cada vez más completa. Los mercados, sin embargo, están un poco oscuros. Estamos viendo lo que parece ser una repetición del colapso del mercado de 2014 con 4/5 del mercado perdidos durante unos meses después del exuberante final del año. Sin embargo, en lugar de enfocarnos en la parte oscura, es hora de echar un vistazo al futuro brillante. Solo porque las personas escriban que las criptomonedas ha muerto no significa que no veremos una gloriosa resurrección en poco tiempo.

Las criptomonedas están siendo crucificadas

Hay muchos ataques contra las criptomonedas en este momento. Programado para coincidir con una sana corrección del mercado, los organismos reguladores de todo el mundo han amenazado con tomar medidas, mientras que las principales plataformas de medios sociales han prohibido la publicidad. Las cosas se ven difíciles por ahora, pero esto no es una coincidencia, sino más bien un ataque coordinado. Aquellos que estén temiendo por los temas relacionados con criptomonedas deben tener en cuenta el nivel al que han estado, y tomar esto como un estado artificial, no como una corrección normal.

El mensaje sigue siendo el mismo, más fuerte que nunca

Si bien es fácil concentrarse en el día a día y tener la impresión de que algo importante ha cambiado y afectado las criptomonedas, en realidad nada es diferente. El sistema financiero tradicional todavía tiene ineficiencias. Los bancos centrales aún dejan a millones de personas en el mundo en peores condiciones. Las criptomonedas aún ofrecen una mejor forma de dinero para el mundo, como medio de pago y como almacenamiento de valor, resistente a la censura y la manipulación. Una especie de muerte o colapso permanente indicaría que esta proposición de valor ha cambiado o que las criptomonedas fallaron en su misión de proporcionar este valor. Ninguno de los dos ha sucedido.

Comparado con 2013, la industria está mucho más atrincherada

En 2014, la gran caída de Bitcoin llevó el precio de la moneda por debajo del 20% de su valor máximo. Durante el siguiente par de años, la industria tuvo que acumular algunos progresos serios para crear un uso económico real hasta que el precio siguiera su curso a partir de 2016. Estamos en una situación similar en este momento, excepto que esta vez la industria de las criptomonedas tiene más recorrido, está más arraigada, más grande y está más cerca de convertirse en un asunto cotidiano que la última vez. Mientras que uno podría haber argumentado que la última vez hubo una posibilidad de que todo colapsara para siempre, en este momento hay demasiado impulso para que sea un argumento realista.

Cuando lleguemos al “obituario máximo” veremos algún progreso

En el pasado, los fanáticos de Bitcoin contaron los “obituarios de Bitcoin”, artículos que decían cómo la naciente criptomoneda estaba condenada al fracaso. Hoy no es diferente, con la prensa atacando fuertemente, diciendo en gran medida lo mismo que antes. Una vez que los detractores se hayan quedado sin que decir y hayan escrito todo al respecto, es cuando veremos grandes cambios.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/the-coming-crypto-resurrection/