La investigación realizada por Coinopsy y Dead Coins, dos sitios web de seguimiento de monedas digitales, muestra que más de 1.000 criptomonedas e ICOs han muerto.

Las características para que una moneda sea calificada como muerta inlcuye “falta de desarrollo o actividad futura en su protocolo”. Las razones de sus muertes son variadas, pero incluyen “estafas comunes, cierre de sitios web y código abandonado para hacer deliberadamente pump y dump, billeteras que funcionan mal y la supuesta muerte de los desarrolladores de los proyectos”.

Curiosamente, la tasa de fallas es más alta de lo normal para las inversiones ya que el informe reciente de CB Insights indica que solo el 28% de las empresas de blockchain podrían llegar a la segunda ronda de financiación, mientras que lo normal es el 46% para las startups. Otro informe de Satis Group muestra que solo el “8% de los proyectos de criptomonedas llegan a exchanges respetables después de su ICO”. Sin embargo, también suele ser de conocimiento común que la mayoría de las nuevas empresas y startups fracasan al inicio y que normalmente se requieren muchos intentos antes del éxito, especialmente para tecnologías innovadoras como las criptomonedas.

La destrucción creativa convierte una falla en beneficios para los consumidores

“Este proceso de Destrucción Creativa es el hecho esencial sobre el capitalismo”, dijo Joseph Schumpeter, el famoso economista. Schumpeter desarrolló la teoría de la Destrucción Creativa, que básicamente dice que los nuevos métodos de producción se desarrollan constantemente (creatividad) y son probados en un intento de reemplazar (destruir) los viejos métodos de producción. En todo este proceso hay muchas fallas; hay fallas por parte de las empresas antiguas que son reemplazadas por las nuevas y hay fallas por parte de las nuevas empresas que intentan reemplazar las antiguas. Sin embargo, todos intentan servir a los consumidores de la manera que consideren más adecuada, y aquellos que lo hacen mejor, ganan en el mercado competitivo. Un buen ejemplo es la llamada “burbuja de las puntocom” ya que había una gran cantidad de compañías de Internet que intentaban destruir creativamente las viejas tiendas físicas, así como entre ellas mismas. La mayoría de estas empresas fracasaron, pero de esa competencia y fracaso surgieron compañías como Amazon, que ha beneficiado inmensamente a los consumidores.

Las criptomonedas no solo intentan reemplazar el sistema financiero y monetario tradicional, sino que también intentan reemplazarse entre sí. Esto provoca una competencia intensa en un intento por proporcionarles a los consumidores mejores servicios, algunos de los cuales podrían ser realmente buenos y algunos de los cuales podrían ser ciertamente estafas. Sin embargo, a través de las ofertas de consumo repetitivas en el mercado libre, los mejores emprendedores y empresarios llegan a la cima, en este caso, las mejores criptomonedas. Este sistema no solo premia a los consumidores con mejores servicios y criptomonedas, sino que también recompensa a los consumidores y empresarios con un mejor juicio y habilidades de inversión al recompensar los riesgos que toman con ganancias. Por lo tanto, muchas monedas y tokens han muerto y seguirán muriendo, pero habrá un puñado que llegarán al éxito y les ofrecerán a los consumidores nuevos y revolucionarios servicios.

Dash ya vivió este ciclo y salió como ganador

Dash comenzó como un fork de Litecoin, el cual en ese momento se había bifurcado recientemente de Bitcoin. Sin embargo, Litecoin pronto se convirtió en una moneda muerta y su desarrollo cesó. Esto provocó que la comunidad de Dash innovara mediante un re-fork de Bitcoin e inició sus propias actualizaciones para adaptarse al mercado, a fin de ofrecer el mejor servicio posible a los consumidores. La comunidad de Dash continuó hacia la innovación e inició con las actualizaciones, mientras que otras monedas ya habían fallado. Litecoin eventualmente se reactivó, pero Dash ya había construido una trayectoria confiable con los consumidores y estaba en camino de convertirse en la criptomoneda confiable y amigable para el consumidor que es hoy en día.

Cuando todo esto ocurrió, el mercado de criptomonedas era mucho más pequeño y las ICOs no eran tan populares como lo son hoy en día. Sin embargo, todavía había competencia entre las monedas en un intento de ganar más usuarios para reemplazar el sistema monetario y financiero tradicional. Las monedas maliciosas su fueron quedando filtradas, mientras que las buenas se hicieron más populares y exitosas. Como lo anunció Schumpeter, este ciclo está constantemente en curso, por lo que las monedas actuales que son ineficaces fallarán, mientras que las criptomonedas útiles tendrán éxito. Dash ha demostrado consistentemente ser una criptomoneda revolucionaria y confiable a través de sus innovaciones tecnológicas y la adopción de consumidores y comerciantes. A medida que otras monedas continúen fallando, Dash continúa en su camino a la cima.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/research-shows-that-over-1000-coins-are-dead-but-this-creative-destruction-benefits-consumers/