Gina C. Pieters, Ph.D. en economía de la Trinity University, revela en su artículo que un precio correctamente ajustado del Bitcoin podría arrojar a la luz el cómo los países manipulan su tasa de cambio y/o controlan el capital institucional.

Típicamente, los economistas descubren la intensidad de la manipulación de la moneda y los controles de capital a través de otras medidas internas, valores, commodities operadas globalmente, o inclusive el infame Índice Big Mac. Ella presentó su trabajo recientemente en la conferencia anual de la Real Sociedad de Economía, aunque muchos de sus datos son del 2014-2015 debido al cuello de botella para los datos que tienen otros países que controlan la moneda institucional y el capital. Su estudio utiliza el hecho de que el Bitcoin es operado virtualmente 24/7 con toda la información accesible, así que los investigadores no tenían que esperar la recolección de datos como en métodos anteriores. Ella además enfatiza en que los minúsculos costos de transporte del Bitcoin y su separación de los estados nacionales lo hace menos propenso que las medidas que tienen los commodities para operar el diferencial de precios transfronterizos y las barreras comerciales impuestas por los países.

Pieters reconoce que el precio del Bitcoin no encuentra paridad entre los exchanges ni entre los países debido a varias razones y por lo tanto el precio necesita normalizarse para ser un indicador adecuado para juzgar los controles monetarios y de capital de otros países. Luego ella es capaz de usar la información de precio de intercambio del Bitcoin para descubrir controles de divisas y de capital y el grado que hay en países como China, Argentina, Suráfrica, Polonia y más. Su motivación para el estudio fue que “Antes del acceso a los datos de precios el Bitcoin, estos resultados eran lentos, difíciles o imposibles de construir. Los resultados de este estudio prueban una nueva herramienta con la cual detectar la presencia de control de capital”.

Manipulación de divisas y controles de capital

Las tasas de intercambio flotante son fuerzas del mercado que determinan el precio adecuado de la moneda de un país basado en un incontable número de variables y se relacionan con muchas partes de la macro y microeconomía. Sin embargo, algunos países intentan manipular las tasas de intercambio de monedas de forma abierta o encubiertamente con regímenes de tasas de cambio administrados y/o controles de capital. Es bastante difícil separar el precio de una moneda en dos partes, una parte determinada por las fuerzas del mercado y la otra parte determinada por la manipulación del gobierno, y es precisamente lo que estos estudios intentan medir.

Una advertencia importante que menciona Pieters desde el comienzo en su artículo es que el Bitcoin podría estar segado hacia individuos que les gusta la “programación de computadoras y la actividad ilegal” junto con otras correlaciones e inclinaciones, apartados de otros que no comparten esos intereses en el país. Así, un precio del Bitcoin no normalizado podría dar una estimación incompleta para los usuarios de las monedas en el resto del país deseado. Teóricamente, su normalización con la tasa de cambio de USD-EUR podría eliminar esto, pero podría surgir un problema la relación demográfica de personas que usan Bitcoin comparada a los usuarios de otra moneda en un país es inconsistente con los demás países. Esto provocaría una normalización incompleta. Incluso algo mejor que la información de criptomonedas para el análisis de la manipulación de divisas y control de capital por parte del gobierno, sería una criptomoneda que sea usada ampliamente entre los países.

Dash es usado ampliamente en muchos países para compras diarias

En su conclusión, Pieters reconoce que desde que terminó su investigación inicial han surgido muchas más monedas y exchanges que garantizan estudios adicionales. Dash sería capaz de resolver sus preocupaciones con el Bitcoin siendo sesgado hacia ciertos tipos de individuos que podrían no ser considerados una relación consistente entre los países en relación con el resto de la población. Si bien todas las criptomonedas poseen este problema en cierto grado ya que es una tecnología nueva, Dash está avanzando significativamente para una adopción masiva entre los países y los tipos de población.

Dash está popularizándose en Venezuela donde los ciudadanos sufren de una inflación masiva causada parcialmente por los controles de capital y manipulación de la tasa de intercambio por parte del gobierno. Dash tiene equipos en diferentes países de África, Europa y Asia y un incremento en su adopción. Dash tiene costos y tiempos de transacción muy bajos, tiene al usuario en mente cuando desarrolla avances, y ofrece transacciones en la blockchain tanto privadas como normales, lo que hace a Dash atractivo para todos los tipos de individuos. Bajo la metodología de Pieters, si bien Dash probablemente tenga que ajustarse, serviría como un mejor indicador de la demanda, suministro y precio entre los países y al interior de los mismos.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/economic-research-uses-bitcoin-to-reveal-government-currency-manipulation-and-capital-controls/