La revolución de las criptomonedas ha terminado, murió, todos pueden regresar a sus casas.

Hey, no tan rápido. El levantamiento tecnológico y financiero facilitado por la blockchain y plataformas asociadas recién se está calentando. Sin embargo, es completamente justo decir que, mientras las recientes correcciones del mercado no han borrado por completo el prograso hecho por las criptomonedas los últimos años, ciertamente hemos podido identificar claramente una buena parte de la “revolución” como algo sin sentido. Las criptomonedas siguen avanzando, y van a ganar más temprano que tarde, pero la reciente oleada con toda la furia de la blockchain cayó de cara, por un par de razones.

El precio superó por mucho el valor del dinero

La primera banderilla roja fue el aumento increíble en el precio. Si, si bien la cantidad circulando libre de manipulación y la emisión sin necesidad de involucrar confianza hacen de esta industria mucho más valiosa que el dinero fiat a largo plazo, esto no debía comenzar a este ritmo. Este aumento desmedido en los precios, en particular el ocurrido en el 2017, debería haber indicado que algo más estaba sucediendo, que las criptomonedas estaban siendo valoradas por algo más que sus simples propiedades como dinero. Ese algo más resultó ser especulación, y ahora estamos viendo las consecuencias.

Las métricas equivocadas para el éxito se volvieron triviales

Para bien o para mal, no existen métricas de fácil acceso para el éxito global de las criptomoendas. Por supuesto, tenemos titulares, grandes compañías hablando sobre su uso, más visualizaciones por fanáticos, volumen de transacción en la red. Pero ninguna de ellas es completamente concluyente en cuanto al progreso general de la adopción. Para ser honestos, algo así es difícil de medir, y mientras cientos de comerciantes comienzas a resultar en todo el mundo a través de DiscoverDash, combinado con los datos de transacciones de BitCart y Anypay pueden dar una buena estimación del uso real, aún no alcanzan a ser perfectos. Esto da pie a la métrica menos trabajada: la capitalización del mercado. Simplemente juzgando el éxito de un proyecto basándose en el valor que un token tiene en el mercado especulativo y multiplicado por la cantidad en circulación nos lleva a una especie de “ranking”, sugiriendo tokens basados en su valor actual a los comerciantes desprevenidos, sin ninguna consideración de si podrían ser realmente útiles o no para el comercio.

La adopción se basó en el valor equivocado de “acéptalo para ver qué hay dentro”

Lamentablemente, el mercado impulsado por el hype también llegó hasta las iniciativas del mundo real. He observado dos razones principales por las que un comerciante aceptaría criptomonedas: los seguidores quieren usarlas, y su valor subirá. Si bien estas dos reflexiones, especialmente al unísono, lo hacen mucho más fácil que explicar pacientemente el verdadero valor y el ahorro a través de casos de uso de la tecnología, finalmente producen un efecto de contrafuego. En un mercado bajista los seguidores de las criptomonedas las mantendrán -#HODL- en lugar de gastarlas, y los comerciantes que tienen facturas por pagar no querrán guardar dinero que pierde valor hasta que tengan que usarlo a pérdida. Los comerciantes que se suban a bordo de este estilo finalmente tendrán más dificultades para acercarse a su adopción que aquellos que nunca han usado alguna criptomoneda.

La verdadera revolución está por llegar, pero será mucho más silenciosa y evidente

Ahora, a pesar de toda la pesadumbre y oscuridad que derramé sobre la situación actual, la cripto-revolución aún está por llegar…y, aún mejor, probablemente no esté muy lejos. Sin embargo, lucirá un poco diferente. Más que ver a fanáticos tratando de impulsar el precio y titulares sobre compañías “investigando la blockchain” porque “es el futuro”, veremos sectores del mercado usando criptomonedas silenciosamente en casos específicos donde claramente e inequívocamente les ayuda a horrar dinero. Es probable que vea interfaces fluidas sin tener que visualizar claves criptográficas. Y aquí está la píldora difícil de ingerir: las criptomonedas se volverán exitosas al ser un medio eficiente de transferencia de balances en dinero fiat. Usted usará Dash para enviar dólares a un comerciante, quien lo convertirá nuevamente en efectivo en un banco tan pronto como le sea posible. Si, algún día el mundo preferirá mantener sus balances en criptomonedas, pero no será hasta que hayan hecho un buen capital de dinero fiat haciendo justamente lo contrario.

La revolución de las criptomonedas llegará, pero usted no la verá con grandes signos llamativos e imágenes masivamente re-tweeteadas. Usted lo vera cuando revise más a fondo la economía global y se dé cuenta de que la blockchain está funcionando silenciosamente detrás de escena.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/this-is-not-the-crypto-revolution-you-were-looking-for/