El CEO del Grupo Dash Core, Ryan Taylor, expuso un atrevido plan para corregir el bajo rendimiento de los precios de Dash en relación con el resto del mercado de criptomonedas, incluyendo la potencial reducción de las recompensas de minería con prueba de trabajo y la introducción de elementos de prueba de participación. Esto fue mencionado previamente en un largo hilo de Twitter a principios de semana.

Durante una presentación exhaustiva para cerrar el evento Open House de Dash Evolution, realizado este fin de semana en Scottsdale, Arizona, Taylor describió una completa historia de la estructura de Dash y su impacto resultante en el precio, citando picos y caídas de precios anteriores y vinculándolos con incentivos específicos dentro de la red. Taylor hizo hincapié en los diferentes elementos de la estructura de incentivos de Dash, incluyendo la división de las recompensas, donde el 45% de las nuevas monedas creadas le dan incentivos a los masternodes para mantener las monedas fuera del mercado, mientras que el 45% a los mineros ofrece incentivos para vender instantáneamente a fin de cubrir márgenes muy estrechos en la industria de la minería, y sus efectos que contribuyeron a la oleada masiva de 2017 y su posterior caída. Finalmente, Taylor propuso varias posibles soluciones al problema, incluyendo el cambio de la distribución de las recompensas y el posible cambio en el método de consenso de Dash.

La brutal combinación de incentivos que condujo al aumento de Dash en el 2017 y el subsiguiente bajo rendimiento

En su presentación, Taylor señaló los incentivos financieros de la minería de prueba de trabajo, donde la mayoría de los ingresos por minería se gastan en costos como mano de obra, electricidad y equipos, con márgenes de ganancia muy reducidos. En todo momento, esta estructura de incentivos lleva a los mineros a vender la mayoría de las nuevas monedas minadas para pagar facturas, ejerciendo una presión bajista constante sobre el precio. Durante las subidas repentinas del mercado, los mineros no pueden usar el aumento en sus ganancias en la expansión de las operaciones y la compra de nuevos equipos debido a limitaciones de tiempo, lo que lleva a que menos suministro entre en circulación en los exchanges, lo que amplifica los efectos durante las subidas de precios. Durante las caídas del mercado, se vende un porcentaje aún mayor de ingresos de minería en los exchange para intentar cubrir los costos, reprimiendo aún más el precio. Según Taylor, estos ciclos de «auge y caída» afectan a todas las criptomonedas de prueba de trabajo, sin embargo, Dash se ve más afectado debido a su estructura única.

Taylor cree que en Dash que estos efectos se exacerban debido a la presencia de masternodes, los cuales requieren que se posean 1,000 Dash, y que estos no sean movidos para así obtener ingresos recurrentes de la operación del nodo. Esto no solo proporciona incentivos para comprar o vender alrededor de ese número fijo (comprar más para completar un nodo o vender fondos excedentes sobre esa cantidad), sino que también toma efectivamente un alto porcentaje del suministro total de la moneda (53.12% al momento de la redacción) del suministro circulante práctico, amplificando los efectos tanto de compra como de venta, creando picos más altos y caídas más bajas. Finalmente, debido a la tasa de emisión de Dash y la relativa juventud como moneda, su tasa de inflación es relativamente alta en comparación con las principales criptomonedas de la competencia, lo que combinado con un suministro circulante práctico más bajo crea una combinación pobre para una reserva de valor.

Un potencial cambio en el consenso, de prueba de trabajo a prueba de participación, según se discuta en la comunidad y las votaciones

Para abordar estos problemas, Taylor propuso una serie de cambios radicales en la estructura de Dash, incluida la disminución de la tasa de emisión de la moneda para proporcionar una tasa de inflación más atractiva para los poseedores de la moneda. Lo más significativo fue una reducción del porcentaje de recompensas de bloques destinadas a la minería de prueba de trabajo, para así minimizar la presión de venta en el mercado y el suministro circulante práctico de por si ya limitado, incluyendo la posible eliminación de la prueba de trabajo por completo a favor de otros métodos de consenso, como la prueba de participación, o simplemente confiar en la red de masternodes y los ChainLocks para la seguridad. Además, Taylor propuso diferentes variaciones en el diseño actual del sistema de presupuesto, incluyendo una porción variable/flexible de la recompensa total de bloques que permitiría un gasto mayor o menor dependiendo de las necesidades actuales de la red.

Ya que Dash es una organización autónoma descentralizada (DAO), cualquier potencial cambio, particularmente aquellos importantes, incluida la exploración de la prueba de participación, estaría sujeto a una intensa discusión previa en la comunidad y la votación de masternodes, con la posibilidad de que no se aprueben cambios importantes y que permanezca la estructura actual de Dash. A continuación se incluye la presentación completa, comenzando después de la marca de tiempo 2:47.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente