Las políticas fiscales de los gobiernos de todo el mundo son una mezcla de ideas, algunas buenas y otras malas, que dejan confundidos a los usuarios de criptomonedas.

Recientemente, Francia cambió su clasificación de las criptomonedas a “propiedad móvil” y, por lo tanto, la tasa de impuestos para muchas criptomonedas disminuyó de un 45% a un 19%. Anteriormente, las ganancias de criptomonedas se consideraban como “ganancias industriales y comerciales o ganancias no comerciales” y todavía lo son para muchos mineros. Sin embargo, después de la reclasificación, un abogado tributario dijo que las autoridades francesas en realidad “no pueden justificar el principio de imposición de impuestos resultante de su intercambio con otra criptomoneda”. El abogado tributario justifica el reclamo argumentando que muchas personas cambian de moneda a través de un tercero cuando viajan y no pagan impuestos de ganancia / pérdida de capital sobre la ganancia / pérdida y cita la declaración del 2015 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de que “bitcoin no tiene otro propósito que el de los medios de pago “.

En los Estados Unidos, el Servicio de Rentas Internas también declara las criptomonedas como una propiedad, de modo que cada intercambio de ganancia o pérdida es técnicamente un hecho declarable, pero ha emitido muy poca orientación sobre el tema. Canadá y México tienen sus propias leyes junto con los países de América del Sur, la UE, África y Asia.

La confusión del gobierno ha llevado a soluciones en el mercado

La confusión en torno a los impuestos a las criptomonedas ha llevado a los empresarios a llenar la brecha de conocimiento para los consumidores. Dash Force News conversó con Perry Woodin de Node40, quien trata sobre el cumplimiento tributario de las criptomonedas junto con la minería de Dash y BTC y el funcionamiento de los masternodes de Dash. El equipo de Node40 se involucró en el cumplimiento tributario de las criptomonedas de forma involuntaria después de darse cuenta de la carga financiera y de tiempo para “asegurarse de que todo fuera auditable”. Luego quisieron ayudar a otras empresas y usuarios a mantener la conformidad tributaria y normativa con la atención al detalle de que el equipo de Node40 lo atribuyó por una fracción del costo. Cuando se le preguntó cuál es la parte más difícil de las regulaciones para los usuarios, Perry dijo que es “probablemente el cumplimiento de la ley de propiedad en los EE. UU. Ya que es muy densa”.

Perry mencionó que el mayor problema con los impuestos a las criptomonedas es solo la brecha educativa entre los reguladores y los políticos. Dijo que “los reguladores generalmente están bien versados en las criptomonedas” y conocen las pequeñas diferencias, pero los “políticos que hacen las leyes no son tan conocedores”. Perry dijo que “la educación masiva es probablemente el mayor problema para enfocarse en el futuro ya que muchos en el público simplemente no saben mucho sobre las criptomonedas”. Él además hizo referencia a la reciente ofensiva de la FSA japonesa, que agrupó a Dash con monedas más enfocadas en la privacidad como Monero y Zcash, lo cual tiene poco sentido ya que el blockchain de Dash es público y cualquiera puede ver todas las transacciones, mientras que ese no es el caso de Monero y Zcash. Sin embargo, Perry es optimista ya que está empezando a ver que los reguladores y las empresas de criptomonedas educan a los políticos.

Perry se sintió alentado por los reguladores de Nueva York que contactaban con empresas de cripomonedas locales para hacer preguntas sobre las criptomonedas y sus negocios. Dijo que “los legisladores serios son los que reconocen que estas empresas de criptomonedas solo están tratando de servirle a los usuarios y están haciendo preguntas serias”. Sin embargo, no descartó el hecho de que todavía hay muchos legisladores que solo quieren atacar sin aprender más sobre la industria. También estaba entusiasmado con el hecho de que “ha habido un gran desarrollo que está comenzando a ser liberado”, y dijo que “va a ser un gran año”. Citó el trabajo de Node40 con el proveedor de soluciones de pago de criptomonedas, Alt Thirty Six, y la necesidad no solo de cumplir con Alt Thirty Six, sino también de cumplir con los clientes comerciales de dicha compañía.

Dash intenta hacer que el uso diario, incluido el cumplimiento de impuestos, sea lo más fácil posible

Un objetivo principal de Dash ha sido satisfacer la mayor cantidad de deseos de los usuarios como sea posible. Muchos deseos de los usuarios incluyen el cumplimiento tributario dentro de los países que tienen dichos estándares. A través del sistema de gobernanza y tesorería de Dash, la comunidad de Dash tiene un interés activo en los proyectos que brindan servicios para facilitar el cumplimiento tributario, ya que aumentará el uso de Dash en los países donde los consumidores desean cumplir con los requisitos tributarios y regulatorios.

El popurrí de las leyes tributarias en todo el mundo e incluso dentro de los estados de una sola nación está causando una gran confusión entre los usuarios que incluso ha causado los abogados fiscales estén debatiendo sobre las interpretaciones. Estas políticas de impuestos a las criptomonedas han cambiado con el tiempo y lo más probable es que sigan evolucionando. En respuesta, la tesorería descentralizada de Dash y los equipos que ejecutan proyectos de Dash permiten la rápida adaptación a las políticas fiscales en criptomonedas que evolucionan en todo le mundo. Las empresas como Node40 y Alt Thirty Six pueden surgir por si solas o con la ayuda de los fondos de Dash para aliviar la carga de impuestos y el cumplimiento normativo de individuos o pequeñas empresas que no tienen el conocimiento legal o la capacidad financiera completa.

* Nota: Algunas citas y descripciones de la nueva política fiscal de criptomonedas de Francia se realizaron a través del traductor de Google.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/various-cryptocurrency-tax-policies-causing-confusion-around-the-world/