La minería de criptomonedas ha estado en declive durante el mercado bajista y las recientes medidas de represión de los gobiernos, lo que plantea cuestiones de seguridad para las monedas que utilizan la prueba de trabajo.

La empresa de minería dirigida por el gigante japonés de comercio electrónico DMM.com está siendo cerrada. La división comenzará a vender sus equipos y citó la disminución de la rentabilidad como motivo del cierre. DMM.com también fue uno de los 16 exchanges de criptomonedas con licencia en Japón. También con relación a esto, el gigante japonés de internet, GMO, dejará de fabricar máquinas de minería de bitcoin después de una «pérdida extraordinaria» de 35.5 mil millones de yenes (~ $ 321.6 millones de dólares).

Además, la República de Abjasia le ha cortado el suministro eléctrico a algunas granjas mineras debido a su gran consumo de electricidad. Esta tendencia también está ocurriendo en Noruega, donde los subsidios a la electricidad han sido descontinuados para las granjas mineras y algunas áreas en los Estados Unidos están experimentando con diferentes estructuras de tarifas eléctricas.

Diferentes mecanismos de consenso ofrecen diferentes ventajas

La disminución de los hashrates hace que las monedas con prueba de trabajo sean más vulnerables a los ataques, especialmente las monedas de menor nivel que tenían pequeños hashrates para comenzar y/o comparten algoritmos de minería con monedas más grandes. Sin embargo, con la disminución de los precios de cambio, las monedas con Prueba de Participación (PoS) también se han vuelto más vulnerables a los ataques, ya que se hace más barato adquirir la cantidad necesaria de monedas para obtener una ventaja. Esto ha provocado un cambio dinámico entre las monedas de prueba de trabajo (PoW) y de prueba de participación (PoS).

BitInfoCharts

Las monedas con PoW tienen un incentivo económico a mediano plazo para que los mineros busquen rendimientos y enciendan y apaguen a sus mineros a medida que la rentabilidad cambia, esto con el fin de compensar los costos de inversión en equipos basados en los precios de intercambio y los costos de electricidad. Mientras tanto, las monedas con PoS tienen un incentivo de tiempo más corto para mantener, ya que los consumidores pueden sacar sus monedas de forma relativamente fácil y cambiarlas en intercambios para mitigar el riesgo de la volatilidad. Sin embargo, a pesar de la disminución significativa en los precios de las criptomonedas en el último año, el hashrate de Dash ha experimentado un descenso relativamente menor en el mismo período. Una posible razón para el mantenimiento de este hashate relativamente similar es el hecho de que muchos entusiastas de las criptomonedas quieren acumular más monedas y, por lo tanto, continúan minando con menor rentabilidad o con la esperanza de una futura apreciación del precio. Otra posible razón es que la tecnología de la minería sigue avanzando, lo que hace posible continuarla a precios de cambio más bajos. Un buen ejemplo son los poderosos Spondoolies, que aumentaron drásticamente la eficiencia de la minería de Dash y aumentaron drásticamente los hashrates una vez que se lanzaron.

Dash utiliza un sistema híbrido

Debido que el sistema de consenso de Dash incluye tanto minería como masternodes, éste puede obtener ventajas tanto de la prueba del trabajo como de la prueba de participación y tener una seguridad más sólida durante los mercados bajistas prolongados. La minería de Dash ayuda a proporcionar la validación a los bloques nuevos agregados a la cadena de bloques y dificulta que los actores malintencionados engañen a la red con transacciones deshonestas. Los masternodes de Dash, que requieren 1,000 Dash y actualmente representan más de 4,800 masternodes activos, proporcionan una capa adicional de seguridad y de características a la red. El sistema de masternodes de Dash también incentiva a las personas a mantener sus Dash en los masternodes para continuar ganando recompensas y teniendo influencia en la red de votación de Dash, en lugar de venderlos a precios moderados.

Además, Dash ha estado desarrollando ChainLocks, que aprovecha ambos aspectos del consenso desarrollado por Dash para hacer que la red sea más segura, incluso si la actividad minera fluctúa demasiado. Esta ventaja de la seguridad no solo brinda protección contra actores maliciosos como aquellos que recientemente atacaron la red de Bitcoin Cash, sino también contra futuros actores que pueden intentar invalidar transacciones con ataques del 51%. La seguridad superior sobre otras monedas ayuda a tranquilizar a los comerciantes y consumidores acerca de la seguridad de su riqueza, lo que repercute en el proceso de adopción.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/cryptocurrency-mining-decline-prompts-security-concerns/