La acumulación de transacciones de Bitcoin una vez más se disparó a medida que regresa el uso, mientras que los desarrolladores debaten la reducción del tamaño de los bloques.

El volumen de transacciones de Bitcoin se ha recuperado significativamente después de caer desde un máximo en diciembre del 2017 de aproximadamente 490,000, a un mínimo en abril del 2018 de aproximadamente 134,000 y volviendo al rango de 350,000 al comienzo de la semana. Esto provocó un aumento en la mempool de transacciones acumuladas, que aumentaron hasta 40,000 transacciones pendientes, un número que no se había alcanzado desde mediados de noviembre, debido a que la demanda de espacio en los bloques con los niveles actuales en las tarifas superó la oferta.

Mientras tanto, el debate sobre el tamaño de los bloques ha resurgido a medida que Luke Dashjr, desarrollador de Bitcoin Core, ha comenzado a trabajar en la reducción del tamaño del bloque, reduciendo efectivamente dos tercios de su capacidad.

La premisa y estructura original de Bitcoin cambia rápidamente

El regreso a un Bitcoin congestionado, así como las consideraciones de una reducción en el tamaño de los bloques, representan un cambio desde el funcionamiento original de Bitcoin hacia un modelo muy diferente. Durante la mayor parte de su historia, el uso principal de Bitcoin provino de las transacciones en su cadena, visibles públicamente, con tarifas bajas y una liquidación permanente y relativamente rápida, con usuarios manteniendo el control total sobre sus claves privadas y su liquidez y el envío y recepción a través de billeteras con un nodo completo o con clientes SPV ligeros. Ahora, Bitcoin parece estar cambiando a un modelo con transacciones fuera de la cadena, con liquidaciones rutinarias de la actividad económica en nodos y canales de lightning que permanecen activos siempre, y con los balances finales siendo asentados en la cadena ocasionalmente.

La batalla dividida por la visión original de Bitcoin

La visión original de Bitcoin de ser dinero en efectivo electrónico entre pares negociado en un libro público y transparente a través de transacciones en la cadena con tarifas bajas ha sido representado en varios proyectos. Dash fue el primero de estos, persiguiendo una visión de dinero digital escalable en su cadena desde 2014, siguiendo el modelo original de Bitcoin más la inclusión de características adicionales creadas en su parte superior, como una red masternodes, la gobernanza, una privacidad mejorada y las transacciones instantáneas. Bitcoin Cash se unió a finales del 2017 de manera similar, siguiendo el modelo original de Bitcoin al tiempo que agregaba algunas innovaciones al consenso y la seguridad de las transacciones instantáneas. Finalmente, Bitcoin SV se separó de Bitcoin Cash a finales del 2018, implementando un diseño similar, aunque simplificado, con énfasis en la escalabilidad inmediata y significativa.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://dashnews.org/bitcoin-backlog-fills-again-as-developers-consider-block-size-reduction/