Las criptomonedas han existido durante 10 años, pero aún presentan dificultades para obtener un uso general significativo a pesar de la creciente cobertura de los medios, sin embargo, Dash ha podido convertir esta menor atención en aplicaciones y usos más comunes.

El Director de Marketing del Grupo Dash Core, Fernando Gutiérrez, participó recientemente en un evento de adopción de Dash donde “los venezolanos residentes en España enviaron dinero a casa con @dash_text y @bitnovo”. Este evento aprovechó una integración previa donde los usuarios pueden comprar fácilmente tarjetas de regalo de bitnovo en las tiendas y luego canjearlas en línea por Dash y enviar remesas de forma rápida y económica a sus seres queridos.

Fernando especificó que “antes del evento, a los asistentes no les interesaba nada sobre criptomonedas, solo les importaba su problema: enviar dinero a sus seres queridos”. Esto muestra que la clave para convencer a las personas de adoptar nuevas tecnologías es para “resolver problemas, la gente del común no tienen la obligación de escucharlo y sólo lo harán si es en su propio interés”. Luego Fernando continuó hablando sobre cómo Dash se está enfocando en resolver los puntos de dolor de los consumidores, mientras que Bitcoin y otras criptomonedas simplemente dependen del momentum.

Las remesas siguen siendo un tema importante a resolver

Las remesas son un segmento clave hacia la adopción masiva ya que hay muchas personas que actualmente envían dinero a familiares y seres queridos utilizando el sistema financiero actual, el cual cobra tarifas significativas. Se estima que el mercado global de remesas tiene un tamaño de 1.500 millones y se espera que crezca a 5.800 millones en el 2024. La transferencia de $ 50 USD puede costar $ 5 dólares, 10%, dentro de los Estados Unidos, y puede demorar entre 24 y 48 horas en entregarse. Además, el costo y el tiempo de entrega pueden incluso aumentar si se originan en un país con una industria bancaria menos desarrollada. Esto se convierte rápidamente en una cantidad considerable de dinero para las personas que viven con unos pocos dólares al día, donde cada centavo cuenta.

Dash está tratando de ayudar a estas personas facilitando que sustituyan su transmisor de dinero tradicional por Dash. Idealmente, los usuarios dentro de los Estado Unidos pueden enviar Dash directamente a sus familiares y seres queridos para que luego ellos pueden gastarlo directamente en los comercios que aceptan Dash, de los que hay más de 1,800 en Venezuela y más de 600 en Colombia. Sin embargo, para cuando su uso directo no está disponible, Dash está trabajando con proveedores de cajeros automáticos como CoinLogiq y VaultLogic para habilitar estos pagos transfronterizos en los que tanto el remitente como el destinatario pueden usar el cajero automático para realizar la conversión desde/hacia su moneda fiduciaria local. Además, Dash Text permite que las personas que ni siquiera pueden acceder a un teléfono inteligente y solo cuentan con teléfonos sencillos, puedan participar en la red de Dash y canjear remesas por bienes y servicios sin tener que pagar las tarifas extravagantes y los tiempos de espera de las instituciones financieras tradicionales.

Dash se enfoca en ofrecer soluciones para problemas de la vida real

Bitcoin todavía está luchando por lograr un uso significativo en el mercado masivo a pesar de que existe desde hace más de 10 años. Esta situación puede atribuirse en parte a los aumentos artificiales de las tarifas en el mercado que hacen que las transacciones pequeñas no sean económicas, pero también puede atribuirse al hecho de que el Bitcoin no está ofreciendo soluciones de pago directo. Ryan Taylor, CEO del Grupo Dash Core y alguien que también tiene un historial en la industria de los pagos, dice que Bitcoin “estaba profundamente viciado desde una perspectiva de los pagos”.

“Para que un nuevo método de pago logre ganar una adopción masiva, debe tener ciertos atributos para el consumidor; debe ser más rápido y más barato que la alternativa para ese caso de uso particular, debe ser más fácil de usar y debe proporcionar incentivos para cambiarse a ese método. Probablemente pueda salirse con dos de los tres puntos, pero creo que Bitcoin arruinó los tres. “No es más rápido ni más barato que, por ejemplo, una tarjeta de crédito o cualquier otro método de pago, además toma de 10 minutos a una hora para confirmar una transacción”.

Si bien éste podría ser más rápido y, a veces, más barato que las transferencias internacionales, todavía está luchando contra las transacciones regulares de tarjetas de débito/crédito. Dash, sin embargo, lo ha manejado al volverse más rápido y más económico con su nuevo InstantSend que cuesta menos de un centavo para que una transacción se asegure con ChainLocks en segundos y se pueda usar de nuevo al instante. Luego, Dash planea abordar la facilidad de uso con su lanzamiento de Evolution, planeado para este año y que incluirá nombres de usuario de blockchain, en lugar de que el usuario tenga que lidiar con direcciones alfanuméricas. Luego Ryan también insinuó que Dash planea abordar la cuestión del incentivo al cambio de método de pago “cambiando las tarifas al lado del comerciante, y [luego] también introduciendo, a más largo plazo, un programa de incentivos que es pagado por los comerciantes”. Ryan continuó describiendo cómo ellos “ahorran dinero con estas transacciones, ¿por qué no pagar menos de lo que pagarían a una compañía de tarjetas de crédito, pero más de lo que [los consumidores] obtienen de [sus] compañías de tarjetas de crédito, y hacer que sea un “Dash-back “.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/dash-focusing-on-solutions-for-the-real-life-problem-of-remittances/