Con la exorbitante subida en el precio de las criptomonedas, muchos se han encontrado a sí mismos en posesión de una gran riqueza. A medida que las criptomonedas se vuelven mainstream, la probabilidad de que los ladrones lo sepan y vengan tras sus fondos aumenta considerablemente, especialmente con la naturaleza irreversible de las transacciones. Por lo tanto, usted debería tomar unas precauciones básicas para proteger la seguridad de sus fondos.

Controle sus fondos

El primer principio básico es tener control sobre sus propias claves privadas. Esto significa evitar almacenar fondos en una casa de cambio o un servicio de un tercero que los almacene por usted. Si usted no controla sus propias claves privadas, no puede asumir que posee total propiedad sobre sus fondos. Transfiera sus fondos a una billetera donde usted controle las claves, como a un cliente tipo nodo o a una billetera hardware.

Controle sus Dispositivos

Evite usar conexiones en las que no confíe. Esto significa que cuando utilice un portátil o dispositivos similares, evite conectarse al wifi de un café o de un hotel. Si está en un dispositivo móvil, desactive el wifi por completo y use sus datos cuando requiera utilizar la billetera de Dash.

Invierta en una VPN. Usar una Red Privada Virtual (VPN) mejora su privacidad y reduce la probabilidad de que su actividad en la red pueda ser rastreada. Es una muy buena inversión que cuesta muy poco, además muchos proveedores reciben pagos en criptomonedas.

Por encima de todo, establezca una opción de almacenamiento en frio seguro. Puede ser cualquier dispositivo sin conexión a internet, sin embargo, los usuarios sin conocimientos técnicos deberían usar una billetera física (hardware) como la Trezor o Ledger. Almacénela en un lugar discreto y seguro. Escriba usted mismo las semillas de recuperación y almacénelas de igual forma en un lugar discreto y seguro, preferiblemente con múltiples copias. Si quiere ir más allá puede escribir las semillas en un orden diferentes o en otra forma de encriptación, sin embargo, solo debe hacerlo si está absolutamente seguro de no olvidar cómo acceder a sus fondos. El ladrón más grande de Dash es la falta de cuidado.

Mantenga un perfil bajo

Si es posible, use un pseudónimo. Si es un miembro activo de la comunidad de criptomonedas y siente la necesidad de expresarse, por favor hágalo bajo un pseudónimo bien conocido. Debido a su participación se puede concluir que posee una cierta cantidad de Dash, y cuando suba el precio de manera similar se podrá concluir que tiene un capital neto significativo. Algunas miembros naturalmente tienen que permanecer públicos, pero el resto debería cuidarse bastante de estar bajo el radar.

No hable acerca de sus ganancias. Cierto nivel de emoción es comprensible cuando un proyecto en el que cree lo está haciendo bien, pero absténgase de anunciar públicamente cómo van sus finanzas. Y por favor, nunca revele cifras exactas de sus fondos. Toda esta información es decirle a un ladrón exactamente cuánto pueden ganar comprometiendo sus fondos.

Cuide de su seguridad personal. Reconozca que se ha convertido en un gran blanco al invertir en Dash. Mantengo un bajo perfil, asegure su casa, infórmele a otros cuando vaya a viajar y si es posible, cargue un arma o invierta en su seguridad personal.