Esta semana comienza la conferencia Consensus 2018, una importante conferencia orientada a la tecnología blockchain donde sus entradas cuestan miles de dólares. Un gran salto desde el momento en el que Bitcoin era un programa dirigido por unos pocos seguidores que trataban de minar lo más posible de sus computadoras hogareñas. Sin embargo, a pesar de este mercado en auge de casi medio billón de dólares con innumerables proyectos y compañías, el mundo sigue siendo en gran medida el mismo de hace una década atrás. De alguna manera, el principal empuje de la cripto-economía con su rápido crecimiento cambió en algún momento.

El verdadero poder de las criptomonedas es poder salir del sistema

El verdadero poder que prometió la tecnología del libro de contabilidad distribuida aplicado a un medio de intercambio no era una mejor forma de pago. No era mayor seguridad, una tecnología interesante o el concepto de la inmutabilidad. Era la capacidad de construir un sistema financiero eficiente y global sin el permiso de ninguno de los poderes. Era la capacidad de eludir las restricciones de los bancos, los gobiernos, las compañías de pago y cualquier otro controlador de acceso al sistema existente en la economía actual, y realizar transacciones libremente independientemente de su ubicación geográfica, jurisdicción o antecedentes financieros y educativos. En resumen, fue el regalo de una salida, la capacidad de abandonar con éxito el antiguo sistema que controla el mundo de hoy. Las criptomonedas eran libertad.

Muchos seguidores de las criptomonedas eligieron el camino fácil de los fans y el escapismo en lugar de la salida real

Sin embargo, con el paso del tiempo muchos seguidores de las criptomonedas se dieron cuenta de algo: es un trabajo duro. Una vez que superas la emoción inicial de poder salir, descubres que tienes que aprender a usarlo, empezar a usarlo solo con comerciantes y servicios que lo acepten, y asumir la responsabilidad personal de todas tus finanzas sin un número de atención al cliente. para quejarse. La realidad de que la mayoría de los habitantes del “primer mundo” se sienta cómodos con el sistema financiero heredado, combinado con la gran distribución de los seguidores de las criptomonedas en dicho primer mundo, creó un nuevo caso de uso para la tecnología blockchain: el escapismo.

En lugar de luchar desesperadamente para lanzarse a un mundo libre y revolucionario, muchos fanáticos de las criptomonedas abrazaron el escapismo, fantaseando sobre la libertad antes mencionada. Lo que debería haber sido una revolución ciberpunk llegó a ser una nueva generación de ciudadanos regulares que siguen con sus vidas como siempre, volviendo a casa para verificar su billetera de criptomonedas, ponerse una camiseta con el logo de su moneda favorita y ensalzar las virtudes de la descentralización en extensos debates de Twitter. Jugar a ser personas libres durante las horas libres tomó el puesto de convertirse en una realmente. Nueve largos años después, la visión de Satoshi Nakamoto sigue siendo eso: una idea de cómo sería el futuro.

La industria sigue la demanda del mercado, incluso los verdaderos creyentes a regañadientes atienden a los escapistas

El ecosistema de las criptomonedas se construyó cuidadosamente a través de innumerables horas de lucha, un riesgo inmenso en medio de un campo volátil y que recién nace, y una apasionada dedicación a los principios detrás de esta nueva y revolucionaria tecnología. Sin embargo, en algún momento el idealismo tiene que pagar facturas, y si el cliente siempre tiene la razón, cambiar la demanda del consumidor equivale a cambiar la producción del productor. Si a los usuarios no les importa cómo se relacionan las billeteras con el software comercial, sino que exigen la mayor cantidad posible de sus activos tokenizados, eso es lo que obtendrán. Si los compradores desean una forma fácil de comprar y vender con su cuenta bancaria y tarjeta de débito, dicho servicio obtendrá su dinero y su atención mucho más rápido que un intercambio descentralizado y enteramente peer-to-peer.

Si los artículos de colección sobre criptomonedas se venden más que los servicios que le permiten pagar sus gastos esenciales sin una cuenta bancaria, es fácil ver cuál ganará. En resumen, los pioneros con visión en última instancia tendrán que atender a los escapistas, o perderán este precioso don de poder ganarse la vida trabajando en el campo que les apasiona. O arriesgarán todo de nuevo una segunda vez y elegirán salir.

Aquellos desesperados por salir ven las cosas de manera muy diferente

Sin embargo, por fuera de la cómoda esfera de los aficionados, la imagen es bastante diferente. La elección de la píldora roja frente a la píldora azul (fantasía y realidad) no es un gran dilema cuando solo una de ellas conduce a la supervivencia. Los que no tienen acceso a la banca, los que viven bajo regímenes opresivos, los disidentes políticos, los que están contra el sistema económico, y toda clase de marginales sociales no tienen el lujo de ser fanáticos y escapistas. Para ellos, la revolución ciberpunk nunca hizo la transición, todavía está activa, no quieren una simulación nocturna y de fin de semana de viviendo como personas libres. Ellos necesitan vivir libres ahora mismo o de otra forma perecer. Estos son los pioneros que llevarán la visión de Satoshi a la victoria, puramente por necesidad. Después de todo, ¿qué mejor motivación existe?

La salida de forma temprana, aunque difícil en este momento, creará una nueva clase de éxitos

El mundo está cambiando. Nos guste o no, las semillas de un mundo libre han sido plantadas y conducirán a una alteración masiva en las estructuras globales de poder. Todo esto será dirigido por aquellos que salieron del sistema anterior de forma temprana, antes de que se vieran obligados por su colapso. Aunque vivir la vida cripto-anarquista en este momento puede ser un inconveniente, quienes lo descubran y apliquen sus principios de fantasía a su realidad serán los que influyan en la nueva sociedad. El resto quedará atrapado en una furiosa lucha por sacar sus monedas de los exchanges, descubriendo cómo usar las billeteras y características avanzadas de privacidad, y descubrirá por primera vez lo que pueden comprar aparte de solo aparentar. Todo el tiempo diciendo cómo estaban en esto antes de que todos lo usaran.

Las herramientas están disponibles ahora para comenzar a vivir de forma libre. Puedes elegir entre el escapismo y la salida. ¿Cuál será la elección?

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/how-cryptocurrency-went-from-exit-to-escapism/