Coinfirm se asociará con Ripple para analizar las transacciones de criptomonedas, con el fin de ver si pasaron por los mezcladores (Mixers) y calificar su nivel de riesgo por razones de cumplimiento de las normativas AML (Anti-lavado de dinero).

Además de identificar si la transacción ha pasado a través de un mezclador y su nivel de riesgo AML, Coinfirm intentará identificar si los fondos se originaron a partir de un robo o hackeo. El nivel de riesgo se evaluará en una escala baja, media y alta entre “0 y 99, siendo 99 el mayor riesgo de lavado de dinero”. Sin embargo, Coinfirm no asociará las identidades personales con las direcciones públicas de criptomonedas, según lo resaltó su CEO, Pawel Kuskowski, quien anteriormente fue el jefe global de AML para el Royal Bank of Scotland.

«No sabré quién eres personalmente. No manejaremos ningún dato personal. Le argumentamos al GAFI que así es completamente suficiente, y efectivamente es suficiente”.

El anuncio del contrato se produce apenas una semana después de que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) publicó una nueva guía que requiere que los intercambios de criptomonedas compartan información entre ellos, como los nombres de las contrapartes, lo cual es la norma actual para el ecosistema bancario tradicional. Los 37 países miembros del GAFI tienen un año para cumplir con la guía, pero como la membresía en el GAFI es voluntaria, la implementación depende de cada país miembro.

Un término medio en las regulaciones AML

Las criptomonedas se crearon para ayudar a evitar que las empresas y los gobiernos identifiquen las transacciones financieras de las personas y las utilicen en su contra al intentar vender más productos o poner en una lista negra sus gastos. Sin embargo, cada vez más compañías de análisis de blockchain están haciendo esta premisa obsoleta, conduciendo a los usuarios hacia opciones de criptomonedas privadas, incluyendo servicios de mezcla de monedas. Por lo tanto, está empezando a desarrollarse una carrera armamentística para encontrar nuevas formas cada vez más difíciles de ocultar las transacciones, mientras que los gobiernos están tratando de encontrar nuevas formas de des-anonimizar a las personas.

Este nuevo método Coinfirm es un término medio en el sentido de que satisface la necesidad de los reguladores de contar con sistemas que supuestamente detecten el lavado de dinero y otros delitos financieros, sin obligar a los usuarios de criptomonedas a revelar su identidad. Sin embargo, las posibles repercusiones de esta tecnología son que, si los gobiernos notan demasiadas transacciones de alto riesgo en ciertos intercambios o comerciantes, entonces el gobierno puede presionar a ese intercambio y al comerciante para que no acepten pagos de estas direcciones de alto riesgo. Además, existe el riesgo de que el detector de nivel de riesgo se ajuste incorrectamente y obligue a muchas personas y empresas tengan que lidiar con que sus transacciones se marquen incorrectamente como falsos positivos, llevándolos a cambiar direcciones, cuentas o incluso que se les obligue a revelar más información personal.

Dash ofrece opciones de privacidad para los usuarios

La blockchain de Dash ofrece el mismo nivel de pseudo-anonimato que Bitcoin y otras criptomonedas al no tener una identidad personal vinculada a las direcciones alfanuméricas de criptomonedas. Sin embargo, Dash también ofrece PrivateSend como una característica adicional para aquellos que desean tener más privacidad al mezclar sus fondos para ocultar sus direcciones. PrivateSend va más allá de la mezcla estándar al tener múltiples rondas de mezcla en lugar de las rondas simples de los servicios estándar. Dash también agregó recientemente una nueva denominación de 0.001 para ayudar a aumentar las velocidades de mezclado y disminuir los costos.

Sin embargo, Dash también ha logrado integraciones en intercambios descentralizados como una forma de prevenir aún más las represiones a las personas, lo que podría ser necesario dependiendo de cómo se desarrolle la regulación sobre las criptomonedas y su aplicación, como se explicó anteriormente. Además, Dash tiene la intención de crear un ecosistema completo de aplicaciones descentralizadas (DApps) para permitirles a los consumidores crear más formas de satisfacer las necesidades de los consumidores de anonimato y descentralización.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/coinfirm-partners-with-ripple-to-identify-cryptocurrency-transactions-passed-through-coin-mixers/