BitFury ha des-anonimizado con éxito aproximadamente 1/6 de toda la blockchain de Bitcoin, aumentando la preocupación sobre la privacidad para los usuarios de criptomonedas.

Conocida inicialmente como una compañía de minería, BitFury ha entrado recientemente en el análisis de blockchain para ayudar al cumplimiento de ley en las investigaciones criminales. En un artículo en Medium donde se propone un nuevo libro blanco –o whitepaper– para el análisis, BitFury subraya su propuesta para poner fin a la privacidad que se asume tiene Bitcoin. Según el CEO del Grupo BitFury Valery Vavilov, el nuevo análisis emplea una técnica conocida como clustering para rastrear las transacciones de Bitcoin hasta sus usuarios.

“Actualmente los usuarios de Bitcoin pueden tener múltiples direcciones, lo que hace fácil encubrir identidades y cometer crímenes en la blockchain. La habilidad para enlazar direcciones relacionadas, llamada “clustering” es una nueva herramienta importante que ayuda a que las agencias realicen sus investigaciones criminales.”

El análisis más allá de la blockchain incluye cuentas en los medios sociales

Más allá del simple análisis de la blockchain de bitcoin, BitFury ha tenido éxito completando la información faltante con datos por fuera de la blockchain. Según el whitepaper, esto incluye actividad en los medios sociales y otra información identificable:

“Las etiquetas pueden recolectarse tanto de manera activa como pasiva. La forma pasiva significa el rastreo de información en foros públicos y perfiles de usuarios (por ejemplo bitcointalk.org, Twitter o Reddit) y en mercados de la Darknet (por ejemplo Silkroad, The Hub Marketplace y Alphabay). El método activo significa el análisis manual de compañías de bitcoins y procedimientos de actualización de datos.”

Esta forma más exhaustiva significa que aún los usuarios que han sido cuidadosos de nunca asociar su actividad en Bitcoin con su identidad pública podrían estar en riesgo.

Violación de la privacidad subraya la ventaja competitiva de Dash

Estas revelaciones hacen énfasis en la utilidad que tienen las criptomonedas que ofrecen un nivel de seguridad mejorado, como Dash. PrivateSend permite enviar Dash de manera anónima al mezclar varios inputs de diferentes partes hasta que la identidad del que envía queda oculta. Hasta ahora sí es usado adecuadamente ha probado ser completamente imposible de rastrear.

Un beneficio adicional de las características de privacidad de Dash es su efecto en todo el ecosistema. Mientras se mantiene la capacidad de elegir si activar o no la privacidad mejorada en las transacciones dependiendo de la situación y resultado deseado, la fungibilidad de la red de Dash es mejorada cada vez que se usa PrivateSend. Esto significa que los enlaces entre transacciones a largo plazo se oscurecen más, inclusive para usuarios que no hayan implementado PrivateSend, haciendo que toda la blockchain sea más difícil de analizar para actores externos como BitFury.

Además de usar el mixing de PrivateSend cada vez que sea posible, los usuarios de Dash también deberían mantener buenas prácticas de privacidad para su actividad en red, como usar una VPN y tener las comunicaciones encriptadas. Finalmente, los usuarios deberían mantener un bajo perfil financiero y abstenerse de participar en cualquier actividad que los coloque en una posición difícil si son revelados públicamente.