El Banco de Inglaterra puede estar considerando la ceración de una moneda digital, indicando un momento de popularidad para la tecnología blockchain.

Según una publicación reciente, el Banco de Inglaterra está considerando implementar una moneda digital de manera similar a las populares criptomonedas. De forma similar a Dash, estará enfocada a un uso general por negocios y consumidores, más allá de simplemente facilitar transferencias entre bancos. A diferencia de Dash, el token emitido por el Banco de Inglaterra tendría controlada su emisión y distribución por el banco central, lo que opera de manera opuesta a Dash. El objetivo entonces, sería ser una implementación que facilite el sistema financiero actual, más que la creación de uno nuevo, más libre.

Los activos digitales se acercan a $1 billón de dólares a medida que alcanzan gran popularidad

Recientemente ha florecido un renovado interés en la popularidad que han ganado los activos basados en blockchain, esto debido a la subida sin precedentes en su valorización. Durante el último año, la valorización de las criptomonedas ha incrementado de cerca de $20 mil millones de dólares a más de $720 mil millones al momento de la redacción. Tan solo este año se ha registrado un incremento de $100 mil millones, lo que indica que la marca de $1 billón no estaría tan lejos. Adicionalmente el ecosistema de hoy se ha diversificado más que nunca, donde Bitcoin ha registrado el factor de dominancia más bajo en cerca del 35%, y sin un solo competidor con un liderazgo significativo.

Pocas de las monedas principales de hoy se parecen a la visión original de Bitcoin

Si bien han surgido varias plataformas y tokens basados en blockchain, estos no representan claramente la renombrada “cripto-revolución”. El punto clave en la promesa original de Bitcoin, que justamente inició todo este espacio, fue la descentralización radical del sistema financiero. Esto fue alcanzado por el modelo distribuido de Bitcoin permitiendo a cualquiera acceder al código abierto y ejecutar un nodo, comenzar a minar e inclusive escribir contribuciones y mejoras al código. Uno de los aspectos más importantes de esta estructura es que las transacciones no pueden ser bloqueadas o revertidas, y el control en el suministro del dinero es completamente descentralizado.

Notablemente, muchas de las nuevas estrellas del campo de los activos digitales no incluyen uno de los elementos claves de las primeras criptomonedas: la minería u otro mecanismo similar para asegurar una distribución amplia y descentralizada en el suministro de las monedas. Cuando se revisa la capitalización del mercado de las criptomonedas en CoinMarketCap y se hace un filtrado para excluir monedas que no se minan, la mitad de las primeras diez posiciones desaparecen. Esto apunta a una transición en la definición de criptomonedas, alejándose de monedas completamente descentralizadas hacia algo parecido a compañías de tecnología que aprovechan una tecnología similar.