El gobierno de Australia planea hacer ilegales los pagos en efectivo de más de $ 10,000 AUD ($ 7,500 USD) a partir del 1 de julio de 2019. Después de esa fecha, todos los pagos superiores a ese monto deberán realizarse a través de cheque o tarjeta de débito / crédito.

El gobierno australiano cita las actividades delictivas, la evasión fiscal y el “fomento de la transición a una sociedad digital” como razones para su prohibición. El tesorero Scott Morrison dijo que “será una mala noticia para las bandas criminales, los terroristas y los que solo intentan engañar con sus impuestos” y que “[es] un delito”. Para hacer cumplir la prohibición, el gobierno aprobó la creación de un Grupo de Trabajo Permanente de Economía Negra por $ 300 millones que tiene la tarea de generar $ 3 mil millones de nuevos ingresos fiscales en el transcurso de cuatro años.

Curiosamente, Australia es uno de los países que más aman el dinero en efectivo. Alrededor del 37% de los australianos usan efectivo, lo que representa un 5% más que los ciudadanos en los Estados Unidos y un 22% más que los ciudadanos en Suecia. Además, los australianos ya han respaldado las propuestas para eliminar gradualmente su billete de $ 100 a pesar de que ya es bastante raro verlo en circulación. El plan de prohibición de efectivo parece ignorar el hecho de que India intentó una medida similar por razones similares hace unos años, desde lo cual dicha política se ha considerado en gran medida como un fracaso que ha hecho poco para prevenir la actividad criminal y solo ha perjudicado a los ciudadanos más pobres.

Una posición obstinada del gobierno

Dash Force News habló sobre el plan de prohibición de efectivo de Australia con Naomi Brockwell, la famosa comentarista de criptomonedas que proviene de Australia. Cuando se enteró por primera vez de la prohibición, inicialmente la tomó por sorpresa, pero luego no se sintió tan sorprendida.

“La prohibición de efectivo parece sorprendentemente orwelliana*, pero no del todo inesperada. El gobierno pretende protegernos de los actores malintencionados, pero el resultado será un exceso de alcance del gobierno, donde se rastrean y controlan nuestras acciones. El gobierno nos está forzando a usar el sistema financiero existente, lo queramos o no: un sistema que ha fallado una y otra vez en proteger nuestra privacidad “.

El fracaso del sistema bancario se puede atribuir en parte a los servicios y productos indeseables que ofrecen los bancos. Además, mencionó cómo la prohibición tendrá consecuencias imprevistas que el gobierno no previó ni puede prever.

“A menudo los bancos son notorios por las altas comisiones por manejo de cuenta y tarjeta de crédito, cargos ocultos, mala protección de la información personal. Obligar a las empresas con márgenes de beneficio ya pequeños a experimentar estas cosas, sin duda afectará a muchos “.

Los datos mostraron que los australianos son muy aficionados al efectivo y Naomi tiene una hipótesis sobre por qué se da ese caso.

“A los australianos les gusta su libertad y les gusta controlar su propio dinero, y tal vez esto se deba a un rechazo instintivo de la autoridad. Existe una desconfianza hacia los bancos en todo el país, y que el gobierno obligue a los ciudadanos a usar algo que no les gusta o con lo que no están de acuerdo es una bofetada para el común de los australianos que de otra manera no lo harían “.

Muchos economistas han estudiado propuestas sin efectivo y países de todo el mundo están tratando de implementar esas políticas. Aunque hasta ahora no han tenido mucho éxito, no parece que los gobiernos vayan a parar sus intentos de eliminar el efectivo. Naomi ve las criptomonedas desempeñando un papel en el futuro para combatir las malas políticas de los gobiernos.

“Hemos visto que las criptomonedas se convirtieron en un salvavidas para quienes viven en lugares como China y Venezuela, donde las acciones del gobierno están afectando a las personas. A medida que los gobiernos controlan más y restringen las decisiones individuales, las personas naturalmente tratarán de encontrar formas de protegerse. Las criptomonedas parece ser un próximo paso natural “.

Dash está contribuyendo a ese próximo paso

Personas de todo el mundo buscan soluciones a sus problemas que surgen del gobierno y del sistema monetario y fiscal actual. Dash está calificado para proporcionar esas soluciones con sus rápidos tiempos de confirmación, tarifas bajas y seguridad. Hay muchas personas tratando de escapar de la rápida inflación de la emisión de dinero de su gobierno y la constante devaluación de su riqueza. También existen numerosas personas no bancarizadas en todo el mundo que necesitan una forma segura y económica de almacenar su riqueza, pero que continúen teniendo un fácil acceso fácil a su liquidez. Algunos simplemente desean ofrecer a los consumidores más opciones y flexibilidad, o brindar formas nuevas e innovadoras para beneficiar a las personas.

Dash es capaz de aprovechar su sistema único de gobernanza y tesorería junto con su estructura de incentivos y su comunidad para proporcionar esas soluciones efectivamente de una forma cooperativa y descentralizada. Dash tiene alrededor de 100 comerciantes que aceptan Dash en DiscoverDash.com, lo que indica que algunos australianos ya tienen una preferencia por Dash sobre su sistema tradicional. Dash ofrece un sustituto eficaz para los consumidores que no están satisfechos con las políticas de su gobierno, el monopolio del dinero y los deficientes servicios de los bancos.

*El término «orwelliano» se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras (Wikipedia)

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://www.dashforcenews.com/australia-bans-cash-payments-over-10000-aud/