Anthony Pompliano (@APomplian), cofundador y socio de Morgan Creek Digital, señaló recientemente que “hubo 2 billones de dólares estadounidenses lavados el año pasado”, lo cual que es “más de 6,5 veces todo el mercado de las criptomonedas”.

https://twitter.com/APompliano/status/1151885846406209537

Si bien Pomp no mencionó su fuente, otros redditors encontraron que la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito estima que “la cantidad de dinero lavado a nivel mundial en un año es del 2 al 5% del PIB mundial, o de $ 800 mil millones a $ 2 billones de dólares estadounidenses actuales”. La cantidad es bastante grande y mucho más grande que todo el mercado actual de las criptomonedas. Esto también se ajusta con otras noticias recientes donde un contenedor de transporte de carga propiedad del magnate financiero, J.P. Morgan, fue capturado intentando contrabandear 20 toneladas de cocaína, valoradas en alrededor de 1.3 mil millones de dólares.

La transparencia de las criptomonedas no es adecuada para los usos ilícitos

Las criptomonedas a menudo reciben opiniones negativas de los reguladores e incluso del público en general, diciendo que los narcotraficantes las utilizan para fines ilícitos. Sin embargo, un contraargumento fácil es que incluso si algunas personas usan las criptomonedas para fines ilícitos, esta cantidad es relativamente pequeña en comparación con la cantidad de personas que para estos fines usan dólares estadounidenses, tarjetas de débito/crédito o incluso computadoras portátiles y teléfonos celulares, pero rara vez hay pronunciamientos direccionados a prohibir estas tecnologías con la esperanza de reducir en algo las actividades criminales.

Sin embargo, la creencia de que las criptomonedas son ideales para el uso anónimo es un poco paradójica, ya que la fortaleza principal de muchas criptomonedas es el “libro de contabilidad” público que permite que todos puedan verificar las transacciones y, por lo tanto, la legitimidad de la criptomoneda. Una opción para aquellos que participan en actividades ilícitas es usar monedas con registros más encriptados u ocultos, pero esto plantea un problema cuando la persona desea retirar sus ganancias y convertir sus fondos en una moneda utilizable, ya que la adopción por parte de comerciantes de criptomonedas ha sido relativamente baja, especialmente para monedas más privadas y encriptadas. El arresto más reciente de la Ruta de la Seda reveló cómo las criptomonedas solo son pseudo-anónimas y quienes las usan corren el riesgo de ser identificados cuando las convierten a una moneda diferente.

Dash se enfoca en el mundo real, con uso legal

Aunque nadie puede controlar lo que todos hacen con la tecnología de código abierto en un mundo libre, Dash intenta direccionar a las personas hacia usos legítimos centrándose en la adopción por parte de comerciantes y la creación de incentivos para alentar su uso en actividades legales. Esto ayuda a cultivar una comunidad de Dash que realmente quiere que éste se convierta en dinero digital y reemplace el fiat en la vida cotidiana, en lugar de tener una comunidad enfocada principalmente en usos ilícitos. Además, todas las transacciones de Dash están en el “libro de contabilidad” público, incluso las transacciones de PrivateSend están ocultas en este. Esto apoya aún más el argumento de que las personas que realmente quieren realizar actividades ilícitas preferirían usar otro método de pago que no almacene un registro histórico de todas las transacciones y que las autoridades podrían usar contra él.

Autor: Justin Szilard

Fuente: https://dashnews.org/anthony-pompliano-us-dollar-laundered-over-6-5x-entire-crypto-market-cap-last-year/