Según el influencer y educador de criptomonedas Andreas Antonopoulos, la tecnología ChainLocks de Dash es “una forma inteligente” de asegurar una red blockchain contra los ataques del 51%.

Durante una reciente sesión de preguntas y respuestas realizada a principios de esta semana en su canal de YouTube, se le preguntó a Antonopoulos sobre la reciente implementación de los ChainLocks de Dash para la seguridad avanzada de la red. Antonopoulos respondió con una descripción detallada y calificó la solución como “una forma novedosa e interesante” de abordar la seguridad de la red al combinar los beneficios de los sistemas de prueba de trabajo (PoW) y prueba de participación (PoS):

“Básicamente, lo que hace es crear un sistema híbrido de prueba de trabajo/prueba de participación. No puedes atacar la prueba de trabajo con un ataque del 51% porque los masternodes están verificando con un voto utilizando firmas con umbral (conocidas como threshold signatures), y una vez que el 60% está de acuerdo con el estado actual de la cadena, se asegura en esa cadena con un punto de control. Es una forma novedosa e interesante de hacer un sistema híbrido de prueba de trabajo/prueba de participación, y sí, hará que los ataques del 51% sean mucho más difíciles en esa cadena en particular. De hecho, si quieres hacer un ataque del 51%, en realidad tienes que hacer un ataque del 60% donde comprometas el código que se ejecuta en los masternodes o pongas suficientes fondos en stake, algo que probablemente no sea posible pues requieres tener funcionando el 60 % de los masternodes tú mismo. Creo que a las tasas actuales sería de $ 300 millones de dólares, por lo que no es factible”.

Aunque técnicamente es una prueba de servicio (PoSe) debido a su énfasis en los estándares de rendimiento para los nodos más que en las unidades en staking de la moneda, Dash aprovecha el requisito de poseer 1,000 Dash para poder ejecutar un masternode, lo que hace que la red sea resistente a ataques sybil en la forma de girar una gran cantidad de nodos atacantes. ChainLocks se activó a principios de julio de este año y el CEO de Dash Core, Ryan Taylor, elogió la innovación por hacer que Dash sea más seguro que Bitcoin. Además de los beneficios de seguridad, ChainLocks también puede eliminar muchos más problemas menores que enfrentan las redes con PoW.

El problema del bajo hashrate en PoW

Según Antonopoulos, las monedas PoW son inherentemente vulnerables a los ataques antes de establecerse lo suficiente debido a la baja cantidad de hashrate en la red:

“La razón principal por la que Dash y Zcoin lo están haciendo es que hemos visto una y otra vez que los sistemas que tienen prueba de trabajo y que tienen enormes hashrates y usan ASICs, como Bitcoin, son muy difíciles y costosos de atacar con un ataque del 51%, por lo que no son atacados. Pero en los sistemas con un hashrate más bajo, o que tienen un hashrate que depende de GPU y no de minería basada en ASIC, las personas pueden dirigir la minería GPU de otras cadenas y atacar una cadena que sea un poco más débil en su poder de hash de manera bastante efectiva. Hemos visto ataques del 51% contra Ethereum Classic y creo que Zcoin tuvo uno en algún momento”.

Antonopolous hizo hincapié en que esto no era una crítica a los proyectos en sí, solo una exploración del sistema de teoría de juegos y sus efectos en las cadenas donde una cantidad relativamente baja de esfuerzo puede generar ganancias potencialmente más altas:

“No estoy atacando estas cadenas diciendo esto, solo significa que los sistemas de prueba de trabajo son realmente vulnerables cuando son completamente nuevos y no tienen suficiente poder de hash para que sea prohibitivamente costoso. Una cadena solo puede ser segura con prueba de trabajo si el costo de atacarla supera con creces los beneficios potenciales de atacarla. Es un sistema de teoría de juegos. Entonces, si el costo de atacar no excede las potenciales ganancias, entonces en efecto será atacado, y hemos visto que esto sucede una y otra vez en cadenas débiles. No hemos visto que esto suceda en Bitcoin”.

Vale la pena mencionar que las monedas que comparten un algoritmo con un proyecto más establecido, como el caso de Bitcoin Cash y Bitcoin SV, tienen una vulnerabilidad inherente en esas entidades que podría permitir potencialmente una interrupción significativa de sus redes . En el caso de una moneda como Bitcoin o Dash, cada uno representa la mayoría significativa del hashpower dirigido a sus respectivos algoritmos de minería, SHA256 y X11. Esto hace que un intento de ataque sea mucho menos probable debido a los incentivos inherentes de proteger el valor de una inversión en equipos de minería que probablemente se volverían obsoletos en el caso de un colapso de la red, lo que proporciona una seguridad sólida incluso antes de la introducción de ChainLocks.

Una solución que combina lo mejor de los modelos PoW y PoS

Finalmente, Antonopoulos se centró en por qué ChainLocks tiene sentido para proteger monedas con menos hashrate que Bitcoin al aprovechar lo mejor de los sistemas PoW y PoS, evitando las vulnerabilidades individuales de cada uno y llamándola “una forma inteligente de hacerlo”:

“En ese caso, si tiene una cadena que no cuenta con suficiente poder de hash para que sea completamente costo-efectivo inútil de atacar, entonces necesita algo más para respaldala, y eso es esencialmente lo que ChainLocks está haciendo aquí: es una sistema híbrido de prueba-de-trabajo/prueba-de-participación y es una forma inteligente de hacerlo, porque en lugar de tener un sistema con prueba de participación por sí solo, el cual es vulnerable a los ataques de inmutabilidad histórica, o un sistema de prueba de trabajo, que sin suficiente poder de hash es vulnerable a los ataques del 51%, combinándolos tienes un sistema que se defiende mejor contra los ataques del 51% de la prueba de trabajo, y defiende mejor contra los ataques de inmutabilidad histórica que la prueba de participación. Una buena solución para un sistema como Dash”.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://dashnews.org/andreas-antonopoulos-calls-dash-chainlocks-a-smart-way-of-preventing-51-attacks/