La adopción masiva es el objetivo principal de casi todas las criptomonedas, y debido a que en este momento estamos lejos de esa meta, cientos de diferentes monedas compiten por un eventual dominio. Sin embargo, es probable que algunas de las principales barreras para entrar en el mercado comercial masivo hundan las esperanzas y los sueños de la mayoría de los proyectos. Aquí hay algunas a tener en cuenta.

1: Experiencia de usuario consistente

Uno de los mayores inconvenientes de las redes descentralizadas es la posible inconsistencia del producto, la que se puede dar entre mineros, nodos, proveedores de billeteras y otra serie de participantes que contribuyen a hacer funcionar el ecosistema. Debido a esta configuración aparentemente aleatoria, la experiencia del usuario puede variar enormemente. ¿Cuánto tiempo tarda la confirmación? ¿Es seguro usar una cero-confirmación con este comerciante y en este día en particular? ¿Qué tipo de tarifas me cobrarán? ¿Qué es un mempool?

Las empresas centralizadas controlan su producción al establecer cómo funciona cada departamento y administran las fluctuaciones naturales para ofrecer una experiencia fluida. Aquella criptomoneda descentralizada que logre ofrecer una experiencia de usuario positiva y consistente ganará con creces.

2: Infraestructura de negocios

Otro elemento clave que falta para un escenario de adopción masiva es la infraestructura necesaria para que las empresas lo empleen. Gran parte del mundo de las criptomonedas ha girado en torno a la suposición de que una muy buena exposición hará que una moneda sea ampliamente utilizada para el comercio, y que la única integración relevante es la de otro gran exchange o casa de cambio, que provoque un aumento en el precio y permita que más usuarios nuevos compren de la criptomoneda en cuestión. En esta ecuación hace falta la gran variedad de servicios requeridos para un uso comercial sin interrupciones, lo que incluye una aplicación básica de punto de venta con la función de dar propinas, integraciones en facturación, contabilidad, nómina, la conversión fácil a moneda fiduciaria vinculada con otros servicios, y sobre todo, cálculos de impuestos en cada cambio. Sin el desarrollo anticipado de este tipo de soluciones de infraestructura para un amplio uso comercial, dicho uso nunca llegará.

3: Soporte

Cuando el producto de una empresa no funciona como se esperaba, usted contacta al soporte y logra solucionarlo. Cuando una criptomoneda no funciona, no tienes a quién recurrir. Este es un gran problema, y si bien es un síntoma del mundo descentralizado en el que intentamos vivir, aún no funciona. Cualquiera que sea la criptomoneda, ésta debe reunir los fondos necesarios para ofrecer un soporte robusto y multilingüe y en todo momento tendrá una ventaja significativa sobre el resto.

4: Escalabilidad

Finalmente, la gran palabra de moda de antaño: escalabilidad: el cómo puede crecer una red para atender a millones de usuarios de forma natural, estando a la vanguardia del campo. Sin embargo, hay más preguntas de escalabilidad que deben responderse. ¿Cuántas personas podemos apoyar de manera realista? ¿Cómo será la experiencia del usuario con altos niveles de uso? ¿Cómo se escalarán las tarifas y una experiencia coherente? ¿Cuándo esperamos el uso masivo? ¿Contamos con la infraestructura y los planes necesarios en este momento para respaldar una triplicación repentina en los niveles de uso?

En este momento, incluso ni las principales criptomonedas están cerca de un evento de escalabilidad masiva. Cuando eso suceda, veremos cuáles son las débiles y cuáles son las fuertes. De allí tan solo quedará un pequeño grupo de sobrevivientes.

Autor: Joël Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/4-barriers-to-mass-adoption-that-will-weed-out-the-crypto-weak/