Recientemente varios de los más grandes emisores de tarjetas prohibieron la compra de criptomonedas con tarjetas de crédito. Si buen podemos pensar que es un movimiento específico para atacar las criptomonedas, no olvidemos que las tarjetas débito y las transferencias bancarias aún están permitidas. Así que ¿por qué prohibir las tarjetas de crédito? Bueno, hay tres razones principales por las cuales las compañías de tarjetas estarían dudando en permitir este tipo de intercambios.

1: Las devoluciones cuando se compra una moneda de un solo sentido es la receta para el desastre.

Las transacciones con tarjetas de crédito se pueden revertir, las criptomonedas no. Intercambiar una por la otra garantiza que habrá aquellos que intenten engañar al sistema comprando criptomonedas para luego solicitar una devolución, obteniendo esencialmente algo a cambio de nada. Debido a esta característica inherentemente desventajosa, así como la incapacidad de los bancos u otras autoridades para revertir transacciones con criptomonedas, las compañías de tarjetas tienen algo que las desincentiva fuertemente a permitir este tipo de actividad.

2: La volatilidad del mercado ofrece un riesgo grande por defecto

En los tiempos locos de fluctuaciones grandes del mercado, incurrir en deuda a cambio de la oportunidad de hacer unas buenas ganancias ofrece un riesgo muy alto de ser incapaz de pagar dicha deuda posteriormente. El mercado de las criptomonedas se ha desplomado más del 50% desde navidad, y hay altas probabilidades de que muchos inversores potenciales hayan vaciado sus tarjetas comprando criptomonedas, lo que tuvo el efecto de simplemente arrojar la mitad de ese capital. Esto coloca a varios inversores en una mala posición para saldar la deuda.

Las compañías de tarjetas hacen sus ganancias a través de clientes que nunca terminan de pagar su deuda, eso es claro, pero ellos al menos tienen que estar haciendo pagos. Un colapso significativo del mercado significa que la habilidad de un especulador para hacer dinero podría reducirse drásticamente. En esas circunstancias, saldar la deuda adquirida por comprar criptos puede ser el último ítem de la lista.

3: El riesgo de salir del sistema de crédito es real

Si bien el último punto habla sobre las compañías de tarjetas que evitan usuarios que no puedan hacer sus pagos, hay otro punto de vista inaceptable: que salgan. Supongamos que alguien hace un adelanto para comprar criptomonedas y más adelante logra pagar una deuda que tenía, entre ellas la tarjeta de crédito. En este punto el cliente se perdería. Después de todo, ¿Por qué continuar con una deuda que te cuesta dinero mantener, si ya hizo las suficientes ganancias para no necesitarla? Si obtener ganancias al salir del sistema fiduciario basado en la deuda le ha otorgado independencia financiera, ¿por qué regresar?

Autor original: Jöel Valenzuela

Fuente: https://www.dashforcenews.com/3-reasons-credit-cards-blocking-cryptocurrency-purchases/